lunes, 16 septiembre, 2019 | 19:48
Noticias Destacadas

“Ya es tiempo de que la ONU actúe en Siria”


La Casa Blanca denunció que el régimen de Bashar Al Assad no respetó las exigencias de la Liga Árabe para poner fin al conflicto. Antes, Francia había reiterado su pedido para que se ponga fin a la represión a opositores

Crédito foto: AP

Los Estados Unidos instaron a la comunidad internacional a que tome medidas ante laola de violencia desatada por el régimen de Damasco para detener las protestas y los reclamos de mayores libertades.

Washington consideró que “es tiempo” de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas “actúe” para “aumentar la presión” y frenar la brutal represión, que según la ONU había dejado 5 mil muertos hasta diciembre, pero que de acuerdo a otras organizaciones de derechos humanos supera ampliamente los 6.500. “Queremos que la comunidad internacional muestre solidaridad para apoyar las aspiraciones legítimas de los sirios”, señaló Jay Carney, vocero del presidente Barack Obama.

“Hace 16 días que el régimen sirio firmó el protocolo del acuerdo sobre la visita de los observadores de la Liga Árabe (…) y es evidente que las exigencias no fueron respetadas“, afirmó el funcionario, que hizo referencia a “los disparos de francotiradores, las torturas y los asesinatos que continúan en Siria”.

Las sospechas sobre el trabajo de los observadores han crecido en los últimos días. La oposición interna ha denunciado que no se les permitió tener un contacto adecuado con la misión, que tiene por objetivo verificar sobre el terreno el cese de la represión que prometió el régimen. Las condiciones en las que realizan esa tarea también fueroncuestionadas este martes por el Gobierno de Francia.

De hecho, el llamado de Washington ocurrió apenas unas horas después de que París insistiera en que Al Assad debe abandonar el cargo. “Las masacres generan indignación”, dijo el presidente Nicolás Sarkozy.

Tanto Francia como los Estados Unidos han intentado que el máximo órgano de seguridad de la ONU se decida a intervenir en el conflicto sirio. Pero esos esfuerzos chocaron una y otra vez con las posturas de Rusia y China, aliados del régimen. Moscú llegó incluso a presentar un proyecto propio de declaración, en el que repartía culpas por las muertes ocurridas desde que estallaron las protestas en marzo.

La labor de los observadores árabes en Siria también fue objeto de preocupación de la ONU este martes. Martin Nesirky, vocero del secretario general Ban Ki-moon, pidió a las autoridades de Damasco que “cooperen” y les permitan realizar su trabajo.

Después de las fuertes críticas a su trabajo, la Liga Árabe pondrá bajo la lupa su misión de observadores. El sábado, una comisión hará un balance en El Cairo.

Fuente: AFP-EFE

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com