viernes, 15 diciembre, 2017 | 14:50
Noticias Destacadas

Vergonzoso: Chocó y mató pero sería sobreseído

Gustavo Jiménez, hijo del ministro de Economía de Tucumán, está acusado de homicidio culposo por haber chocado con su auto -en el que iba a 134 km/h- a otro coche, accidente tras el cual murieron dos personas. El fiscal pidió su sobreseimiento. Y en una semana prescribe la causa. "Esto es una vergüenza y un insulto a todos los ciudadanos", aseguró Florencia Marchese, hija y hermana de las víctimas.

El fiscal Guillermo Herrera pidió el sobreseimiento de Gustavo Jiménez, el hijo del ministro de Economía de la provincia de Tucumán Jorge Jiménez, quien está acusado de homicidio culposo. El joven conducía el auto que impactó contra el de Silvia Jantzon de Marchese y Domingo Marchese, quienes murieron tras el choque. Se cree que Jiménez estaba corriendo una picada cuando colisionó contra el otro vehículo.

El juez del caso, Víctor Manuel Pérez, deberá ahora resolver respecto del planteo del fiscal. De coincidir con él, el caso quedaría cerrado. De lo contrario, la investigación continuaría en un juicio oral en contra de Jiménez.

Pero, además, ya no queda demasiado tiempo: el 23 de febrero la causa podría prescribir. Cabe recordar que el accidente se produjo el 21 de diciembre de 2006.

“Esto es una vergüenza y un insulto a todos los ciudadanos que no podemos permitir”, aseguróFlorencia Marchese, hija y hermana de las víctimas, según publicó La Gaceta. Además, explicó que la resolución del fiscal se basa en una pericia policial que fue impugnada por la familia de las víctimas. “El juez de la causa debe resolver esa nulidad. La pericia no está firme”, señaló.

Marchese comentó que su abogado solicitará que, pese a los feriados del lunes y el martes próximos, la Justicia resuelva esa impugnación para evitar que la causa prescriba. “El fiscal planteó el sobreseimiento a último momento, por lo que nos da muy poco tiempo. Es inentendible y humillante lo que hizo”, subrayó.

Según las pericias realizadas por un perito designado por la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, el automóvil conducido por Jiménez circulaba a “134 km/h, casi el doble de lo permitido en esa zona”, y “estaba modificado para correr picadas”, denuncia la familia Marchese.

Por su parte, el fiscal Herrera decidió romper el silencio. “Estoy convencido de la inocencia de Jiménez, y eso está demostrado científicamente por las pericias, por testimonios y por la sana crítica racional; apliqué también el sentido común”, le dijo a La Gaceta.

“Quiero que se sepa la verdad, mi verdad porque no existe una sola; estoy convencido de la objetividad y fundamentación de mi resolución. Estoy tranquilo con mi requisitoria”, indicó Herrera.

Respecto de la acusación en su contra por dilaciones que podrían desembocar en la prescripción de la causa, señaló que hasta los últimos días le siguieron aportando elementos que demorarían una resolución. “El 80 % del tiempo el expediente estuvo afuera de la Fiscalía por los planteos que ellos hicieron, y a pesar de eso avanzó”, explicó.

También descartó la acusación sobre la falta de independencia de su accionar en función de que el acusado es hijo de un ministro. “A Jorge Jiménez no lo conozco, no tengo ninguna relación con él. Sí a ’Pirincho’ Jiménez, al que conozco de chico”, remarcó en alusión al ministro de Gobierno. Para sostener sus dichos, mencionó que no prosperó ninguna de las recusaciones planteadas en su contra.

Herrera explicó que hoy, tras haber emitido su opinión oficialmente, decidió hablar para limpiar su nombre. “Tengo un gran cansancio moral por el escrache que vengo sufriendo”, dijo.

La familia Marchese, en tanto, convocó a una movilización denominada “Por una Justicia independiente”, para el miércoles 22, a las 20.30, en la plaza Independencia.

Ayer, en diálogo con Radio Mitre, Elina Indicó que la noche en que falleció su mamá “se reunieron el ministro Jiménez con el ministro fiscal, el fiscal de la causa y el jefe de Policía y esa misma noche desapareció la palanca de cambios del auto, que estaba bajo custodia policial”.

Opinó que el fiscal Guillermo Herrera “actúa como defensor de Gustavo Jiménez”.

Añadió que el joven Jiménez “sigue conduciendo, y dio positivo en un control de alcoholemia hace un año y medio cuando estaba al volante de su auto”.

Elina aseveró que “es inentendible la actuación de la Justicia. Obran el elementos suficientes para que eleve la causa a juicio y no se la deje prescribir. El fiscal tiene la obligación de elevar la causa, porque no tiene la certeza de que el imputado no tuvo responsabilidad en las muertes”.

Por el contrario, la familia Marchese sostiene que el joven conducía a más de 130 km por hora, y no a 60 km como dice Jiménez. Por eso tras el impacto el habitáculo de los Marchese quedó reducido en un 50%. “El auto estaba preparado específicamente para correr picadas. Solo tenía el asiento del conductor y del acompañante, no tenía el asiento trasero. Tenía múltiples modificaciones que están prohibidas hasta por el fabricante, porque convierten al auto en muy peligroso”, añadió.

“La justicia debe dar un mensaje a favor de la comunidad. El mensaje no puede ser que uno haga lo que quiera en la calle, total si es hijo de un ministro no te pasa nada”, agregó Elina.

“Tucumán es un unicato, es un feudo, desde el poder se controla todo”, fue la reflexión del periodistaNelson Castro luego de escuchar el relato de su entrevistada.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com