sábado, 17 febrero, 2018 | 22:32
Noticias Destacadas

USA duda de que Israel le avise sobre un ataque sorpresa a Irán


Las posibilidades de atacar a Irán por su programa nuclear generan polémica y una clara interna en la alianza entre USA e Israel. Semanas atrás se conoció el pronóstico de Gran Bretaña, que estimaba que Israel atacaría a Irán en solitario antes de Navidad o, a más tardar, a principios del 2012. A los cruces de versiones se suma la realizada esta mañana por el general Martin Dempsey, presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor de USA: “Yo no sé si Israel alertará a los Estados Unidos antes emprender una acción militar contra Irán”.

El posible ataque a Irán por parte de occidente e Israel a raíz de su programa ed enriquecimiento de uranio con fines militares clartamente carece de la unanimidad necesaria: la idea genera más de un cruce entre USA e Israel, e incluso al interior mismo de la nación judía.

Semanas atrás el canciller británico aseguró que el MI5 estaba en posesión de datos que confirmaban un plan de ataque israelí en solitario para antes de Navidad o a principios del año que viene. A su vez, el Reino Unido cerró hoy su embajada en Teherán, y si bien la excusa fue el ataque de estudiantes iraníes a la sede diplomática, parece que los ingleses son conscientes de que el ataque se realizará de una u otra forma.

Entretanto, en Israel la interna tiene al ex jefe del Mossad también oponiendose a un ataque. El ex jefe del Mossad, Meir Dagan, ratificó el martes que si Israel ataca a Irán, será arrastrado a una guerra regional.

Según Dagan, Irán y los grupos terroristas Hezbollah y Hamas responderán con ataques masivos con cohetes contra Israel.

En ese caso, Siria podría unirse a los combates, advirtió Dagan en declaraciones televisivas.
Dagan también respondió a las críticas del primer ministro, Benjamin Netanyahu, y los ministros de Defensa, Ehud Barak, y de Finanzas, Yuval Steinitz, al afirmar que no puede evitar hablar de sus ideas.

“No estamos viviendo en un país antidemocrático, en los países democráticos, incluso gente como yo, tienen derecho a expresar sus opiniones”
, dijo Dagan.

Dagan añadió que una guerra sería una pesada carga en términos de pérdida de vidas y podría paralizar la vida en Israel.

En ese marco solitario para Israel, militares estadounidenses desconfían de Israel y presentan un nuevo frente. Así lo relata el sitio de noticias Noti Israel:

“De repente afloraron a la superficie diferencias entre EE.UU. e Israel, sobre el momento y las circunstancias de un posible ataque contra instalaciones nucleares de Irán, cuando el general Martin Dempsey, presidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor EE.UU., dijo el jueves 1 de diciembre: “Yo no sé si Israel alertará a los Estados Unidos antes emprender una acción militar contra Irán “.

En una entrevista, el general Dempsey llegó a admitir una amplia gama de diferencias entre los EE.UU. e Israel en dos temas fundamentales: La primera se refiere a las expectativas de las sanciones y las medidas diplomáticas adoptadas por la administración Obama.

“No estoy seguro de que los israelíes compartan nuestro punto de vista” sobre este asunto, dijo el general estadounidense.

La segunda cuestión en la que los estadounidenses e israelíes están divididos es su perspectiva sobre el futuro curso de los acontecimientos relacionados con el programa nuclear de Irán y el Oriente Medio: “Y … porque para ellos esto (un Irán con armas nucleares) es una amenaza existencial que creo que probablemente es justo decir que nuestras expectativas son diferentes ahora “, dijo el general Dempsey.

En una entrevista radial temprano por la mañana, Ehud Barak puso las cartas de Israel en la mesa con una franqueza inusual:

“Ellos (los estadounidenses) nos dicen – ¿Cuál es la prisa con un ataque a Irán? Esperen hasta que (el Ayatollah) Jamenei anuncie que Irán abandona el TNP (Tratado de no proliferación nuclear). Los iraníes romperán los sellos de inspección de la OIEA en las plantas de enriquecimiento de uranio iraníes, y entonces será claro para todos que tienen un arma nuclear. ”

Barak añadió: “La diferencia entre nosotros y los estadounidenses es la siguiente: Nosotros decimos que los iraníes están ocupados moviendo su programa nuclear a las instalaciones subterráneas, entonces ellos pueden anunciar esto (que tienen un arma nuclear) después de que ya no es posible atacar. Advirtió que si Israel es puesta en una esquina, “tendrá que actuar”.

En otras palabras, Israel no está dispuesto a esperar, como la administración Obama propone, hasta que las maniobras diplomáticas y las sanciones contra Irán logren su objetivo, sobre todo porque Israel no está dispuesto a permitir que Irán complete la transferencia de sus instalaciones nucleares a las instalaciones subterráneas y por lo tanto garantizar su seguridad contra los ataques.

De acuerdo con fuentes militares y de inteligencia de DEBKAfil, Israel calcula que Irán tardará no más de seis a ocho meses para completar esta transferencia, es decir, de junio a agosto, 2012.

Otro punto señalado por el ministro de Defensa israelí, fue que algunas de las instalaciones nucleares de Irán ya han sido escondidas bajo tierra y, por lo tanto son imposibles de controlar, incluso por los satélites militares. Se refería sobre todo, según dicen las fuentes de Debka, al bunker cerca de Qom, donde, según los datos de inteligencia, Irán está a punto de comenzar a enriquecer uranio.

En su entrevista el jueves, el ministro de Defensa Barak también respondió a los argumentos persistentes del ex jefe del Mossad, Meir Dagan, en contra de un ataque militar israelí contra Irán debido a que de inmediato desencadenaría una guerra regional:

Israel, dijo Barak, está lejos de ser paralizado por los mensajes de la fatalidad. El grado de daño y el número de víctimas civiles no sería, en su opinión, alarmante. Repitió su estimación de principios de noviembre que la cifra de víctimas de un asalto combinado de misiles árabes como resultado de un ataque a Irán sería “mucho menos de 500″ – especialmente si la gente se pone a cubierto.

El ministro de Defensa llegó al final de su comentario diciendo: “No tengo idea de lo que puede pasar mañana por la mañana en Siria o en Egipto”. Fuentes militares de DEBKAfile interpretan esto en el sentido de que Barak estima que el peligro de una nueva guerra regional en Oriente Medio ya está presente – no relacionado con un. posible ataque israelí contra Irán, sino más bien como resultado de la volatilidad creada por la sublevación en Siria y el aumento del poder de la Hermandad Musulmana y los islamistas salafistas en Egipto.

Y si hablamos de Egipto en este contexto, no se puede dejar de mencionar que, según denunció Israel en 2009, cuando El Baradei (quien hoy se encuentra con altas probabilidades de acceder al poder en Egipto) era el director general del Organismo internacional de la Energía Atómica (OIEA), habría impedido la publicación de evidencias obtenidas por la agencia que demostrarían que Irán estaba tratando de conseguir información necesaria para su programa nuclear militar.

Un alto cargo de Exteriores confirmó que “si bien la postura oficial de Israel no es de acusar a la OIEA, porque no queremos entrar en una batalla abierta contra El Baradei ni contra la agencia, son muchos los que piensan que hay serios interrogantes sobre su acción profesional, sobre todo en relación con Irán y Siria”.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com