miércoles, 20 junio, 2018 | 1:00
Noticias Destacadas

Un sólido campeón del esfuerzo

Por Nicolás Prat

Por Nicolas Prat.

El triunfo de Boca Juniors de ayer y la obtencion de un nuevo campeonato  no debe ser discutido ni puesto en duda. Fue el mejor equipo dentro de un campeonato de pocas luces y mucha política pululando en el ambiente. La pobreza franciscana de los otros 18 conjuntos, mas la ausencia del descendido River, no pueden oscurecer los meritos genuinos que los conducidos por Falcioni supieron adquirir y plasmar en el terreno de juego

Solidez, concentración, decisión, efectividad, dinámica, forman parte del cumulo de cartas del equipo campeón. A Boca nunca lo agarras a contramano, sus medios pasan rápido la linea de la pelota y se ubican detras de la misma para esperar el ataque del contrario. La contracción a achicar espacios hace que el rival avance y no ataque y a la larga terminan de forma estéril sus maniobras con centros inofensivos. A la hora de lastimar, los xeneizes se mostraron efectivos y veloces. Muchos de los ataques se concebian en la sociedad riquelme-Rodriguez y los desbordes “picantes” de Pablo Mouche para asistir a los diferentes delanteros centrales que se fueron desempeñando (Gran primera parte de Viatri hasta su fatídica lesión). Las jugadas de pelota parada fueron credenciales de valor en el menú para atacar.

Orión ofreció garantías de arquero consolidado: Resolvió poco y muy bien. Schiavi, por seguridad y voz de mando, fue el jugador icono del semestre (mas algunos chispazos del intermitente Riquelme). El 2 del equipo de la ribera potenció el nivel de Insaurralde y robusteció el fragil bloque defensivo que el equipo exhibia el pasado torneo. Roncaglia y Clemente Rodriguez, sobre todo este ultimo, aportaron sobriedad para el marcaje y agresividad a la hora de pasar al ataque.Rivero con su habitual despliegue por la derecha justifico su compra. Somoza volvió a ser aquel cinco de Velez y Erviti adquirió preponderancia con un trabajo menos estelar pero mas equipista. En la faz ofensiva entre Viatri (mientras estuvo), Mouche, Cvitanich y la fulgurante irrupcion de Blandi se repartieron los 19 goles de la campaña (quedan 2 partidos)

Este torneo Apertura no pasa como una estrella mas en el curriculum de Julio Cesar Falcioni, sin dudas lo recibió como un tecnico de equipo grande. Muchos dudaban de  sus pergaminos a la hora de conducir hombres y nombres de peso para la historia del club. Su primer Semestre fue muy malo, solo el triunfo ante River y el descenso de su rival sirvió como un paraguas protector para no caerle con todo el peso de la critica. Los dirigentes de Boca supieron respaldar el proyecto y respetar cada pedido del entrenador. Hay que reseñar que la caida de River implicó que el foco del hincha sea mas benévolo para esperar las mieles de otro proceso.

27 partidos invictos, 4 goles en contra, 19 a favor a falta de dos partidos para la culminación del Campeonato son estadísticas contundentes para un año inolvidable por muchos condimentos casi obvios para el simpatizante de Boca. No se puede negar que hubiera sido mas seductor para darle otra talla al torneo un superclásico o alguna confrontación con otra oposición de similar jerarquia pero ese no es asunto de Boca. Los muchachos de Falcioni se constituyeron en un autentico y solido campeón del esfuerzo y cierran un 2011 “Felí” como quería su jugador insignia Juan Roman Riquelme.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com