viernes, 25 mayo, 2018 | 22:56
Noticias Destacadas

Treinta años de democracia y huelga policial

por Rosendo Fraga

Crédito: DYN

Crédito: DYN

La Argentina cumple tres décadas de democracia con logros y asignaturas pendientes, al mismo tiempo que el Kirchnerismo ha cumplido una década en el poder el 25 de mayo pasado. El país cumple hoy, 10 de diciembre, el período más prolongado de democracia con voto popular desde el establecimiento del voto universal, secreto y obligatorio hace algo más de un siglo, en 1912. Es un logro indiscutible, pero al mismo tiempo la economía ha sido sometida a sucesivas crisis sin que exista certeza de que ello haya dejado de ser así, y en lo social hay fuertes asignaturas pendientes, como la desigualdad y la inseguridad. En paralelo, el Kirchnerismo ha cumplido una década ejerciendo el poder y su balance es materia de debate. Las pruebas PISA muestran que Argentina, tras la década de mayor crecimiento económico que ha sido la primera del siglo XXI, no sólo ha fracasado en mejorar la calidad de su sistema educativo, sino que la ha empeorado; el Presidente de YPF (Galluccio) acaba de decir que al país le llevará “entre cinco y diez años recuperar su independencia energética” (la que tenía el kirchnerismo al llegar al poder en 2003) y los saqueos que tuvieron lugar en Córdoba ponen en evidencia que la situación social en términos integrales no acompañó la recuperación de la economía.

Al cumplirse los treinta años de democracia, la convergencia de la huelga policial más extendida de la historia con el tercer brote nacional de saqueos lo pone de manifiesto. En menos de una semana se han producido protestas y autoacuartelamientos policiales en 20 de las 24 provincias, las que comprenden el 90% de la población del país. Han sido encauzados menos de la mitad de estos conflictos. En paralelo se contabilizan más de 1100 saqueos, 8 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos. Un año atrás tenía lugar la primera huelga de las fuerzas de seguridad federales (Gendarmería y Prefectura) en la historia y ahora estalla la huelga policial más extendida que se haya registrado. Es claro que el gobierno ha desatendido la cuestión salarial en las fuerzas de seguridad. La Metropolitana -la fuerza organizada por Macri- tiene un salario tres veces mayor que un policía federal, que en el mismo distrito realiza la misma función. Esta situación era insostenible y este tipo de diferencia se da en todo el país. Los saqueos tienen su origen particular y se esperaban para fin de año, como sucedió el año pasado y en Rosario dos semanas atrás. Pero las huelgas policiales los precipitaron ahora en Córdoba, Catamarca, Santa Fe, Entre Ríos y Chaco. Los saqueos de 2013 son diferentes a los de 1989, precipitados por la hiperinflación, o los de 2001, al estallar la convertibilidad. Entonces se robaban alimentos; ahora zapatillas y electrodomésticos, la clase media-baja es protagonista de los saqueos y las redes sociales tienen un rol en ellos para convocar y vender lo saqueado. El narcotráfico es un actor que se beneficia del desorden, aunque no necesariamente lo genera. El Jefe de Gabinete (Capitanich) ha comenzado a sufrir un desgate político y busca trasladar la responsabilidad a las provincias, al mismo tiempo que les adjudica intenciones políticas. Los aumentos que se conceden a las policías disparan reclamos de los demás trabajadores estatales en las provincias, como ya está sucediendo en Córdoba.

Esta situación complica la estrategia del oficialismo para reinstalar a la Presidenta en el centro de la escena. Hoy 10 de diciembre se realiza en la Plaza de Mayo el acto conmemorando los 30 años de democracia. Es un acto político potenciado con un festival de actores populares que se prolongará hasta la madrugada del día siguiente, como ya se hiciera el año pasado. La Presidenta aparecería un rato y diría algunas palabras, de acuerdo a las posibilidades determinadas por su salud. Antes de finalizar diciembre viajaría a Santa Cruz, lo que evidenciaría una mejora en su salud. El oficialismo da algunas señales de distensión política, como invitar a los ex presidentes al acto mencionado, cesar la persecución contra las consultoras que miden la inflación real, el mensaje de la Presidenta a Obama agradeciéndole el rechazo de su administración a una presentación de los llamados “fondos buitres” para identificar los bienes del estado argentino a embargar en el exterior y el reconocimiento por parte del ministro de Educación de los malos resultados en educación. Pero también la actitud asumida contra el gobernador opositor de Córdoba (De la Sota) con motivo de la huelga policial y los saqueos que sufrió su provincia, la presencia del Secretario General de la Presidencia (Zannini) en representación de la Presidenta en el acto de la izquierda kirchnerista no-peronista convocado por el partido Nuevo Encuentro, la insistencia en lograr el acuerdo del Senado para el ascenso del general Milani y el congelamiento de precios a partir del 1 de enero, muestran que no cambia su actitud política.

Para el oficialismo, la clave de su estrategia económica se encuentra en la gestión que realizan esta semana en China los ministros de Economía e Infraestructura. Mientras en medios económicos se interpreta que el gobierno ha iniciado un camino que culmina en un acuerdo con el Club de París para asegurar el financiamiento externo y resolver el problema que genera la caída de reservas, la apuesta del oficialismo está en conseguir financiamiento externo de Rusia y China para evitar someterse a las condiciones de los mercados y los organismos financieros internacionales. De Vido estuvo en Rusia los últimos cuatro días ofreciendo 15 grandes obras de Infraestructura, para lo cual se requiere un financiamiento de 19.000 millones de dólares (el 40% del monto son las dos represas de Santa Cruz). Ahora converge en Pekín con Kicillof, donde ofrecen obras de infraestructura y se agregan gestiones para conseguir un préstamo del Banco Central chino para reconstituir las decrecientes reservas de Argentina. Es el modelo que la potencia asiática llevó adelante para financiar a Venezuela a cambio de petróleo y el que firmó en la última semana con Ecuador del mismo tipo. El resultado de esta gestión es la clave del éxito de la etapa del gobierno de Cristina que se abrió con el reciente cambio de gabinete.

En conclusión: la Argentina cumple tres décadas de democracia con logros en lo político, asignaturas pendientes en lo social y debatiendo sobre los resultados de la década kirchnerista; tiene lugar la huelga policial más extendida de la historia argentina, la que puede estar convergiendo con la tercera ola de saqueos más relevantes, lo cual confirma que lo social es la gran asignatura pendiente; la Presidente daría un paso en su reaparición política gradual al asistir al acto popular con motivo de los 30 años de democracia; por último, la clave de la estrategia internacional -política y económica- en esta etapa del gobierno son las gestiones que Kicillof y De Vido realizan estos días en Rusia y China.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com