martes, 16 octubre, 2018 | 15:40
Noticias Destacadas

Se derrumba la confianza de los consumidores en la economía

Un informe de la Universidad Torcuato Di Tella difundido este jueves (22/03) mostró una notable caída de la confianza de los consumidores en la situación de la economía argentina. El descenso en marzo fue del 20% y se suma a la percepción de una alta inflación para 2012 que llega al 25%.

Más desconfianza en la economía 2012

La confianza de los consumidores en la situación de la macroeconomía argentina registró en marzo un derrumbe del 20,6% respecto de igual mes del año pasado, según el informe del Centro de Investigación en Finanzas de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) conocido este jueves 22/03.

Este dato se suma al conocido el 20/03 sobre la inflación esperada por la gente para los próximos doce meses a nivel nacional. El sondeo, que también realizó la misma institución, mostró un aumento del 10%, desde la última medición, ubicándose ahora en un 35%.

El índice de confianza de los consumidores se elabora mediante encuestas que indagan al público sobre su situación personal presente y futura; la predisposición al ahorro y el consumo de bienes durables, y su visión de la macro de aquí a doce meses y a tres año.

El subíndice que mide las expectativas del público sobre la situación de la economía mostró una baja del 20,6%, y si se profundiza sobre cómo ven la economía dentro de un año, la baja de la confianza fue del 26,5% respecto de las esperanzas del público hace un año atrás.

El indicador mostró una reducción del 12,5% en términos interanuales, la mayor desde abril del 2009.

A nivel nacional, se observa un mayor pesimismo en relación al nivel de confianza vinculado a las condiciones presentes, mientras que también se visualiza un empeoramiento en cuanto a las expectativas hacia el futuro“, indica el reporte.

El informe indica que el rubro de situación actual personal baja casi 6 por ciento respecto de marzo del año pasado, mientras que se desploma 14 por ciento cuando se consulta sobre la situación personal de aquí a doce meses.

En cuanto a la economía, la expectativa del público baja 26,5 por ciento a doce meses y 15,8 a tres años.

Del mismo modo, los datos indican que la disposición a comprar bienes durables cae casi 11 por ciento en marzo respecto de los niveles de hace un año, y se estanca en relación a la compra de casas y autos. Pésimo dato para el Gobierno nacional, por caso la industria automotriz ya viene con problemas y fue uno de los rubros principales que impulsaron la industria nacional.

“Tanto los sectores de mayor poder adquisitivo como los de menores recursos se muestran menos optimistas con respecto a las condiciones presentes“, aclara el informe de la UTDT.

A este informe sobre la visión de la economía por parte de la gente hay que recordar otro del viernes (20/03) sobre las perspectivas inflacionarias, que en promedio aumentaron 4,3% con respecto a la medición del mes pasado y se trata de la segunda mala percepción consecutiva.

De acuerdo con la mediana de respuestas, la expectativa inflacionaria se ubicó en el 30 por ciento, con lo cual “vuelve a alcanzar su máximo histórico”.

“De esta manera, finaliza el período más largo en la historia del indicador en el que la mediana se mantiene constante“, precisó el Di Tella.

La inflación esperada es heterogénea en las distintas las regiones del país.

Así, la estimación inflacionaria para dentro de un año en Capital Federal, para el promedio, se ubicó en 32,5 por ciento, mientras que en el Gran Buenos Aires y el interior del país es de 35,5 y 35,6 por ciento, respectivamente.

Estos porcentajes incluso exceden a la inflación de las consultoras privadas que no alcanzan el 25% anual.

A su vez, la proyección de inflación para la gente de menores recursos es de 36,1 por ciento, mientras que la del sector de mayor poder adquisitivo es de 34,3 por ciento.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el BCRA anticipan que el resultado de la medición del Índice de Precios al Consumidor rondará 13,3 por ciento.

El informe señaló que la brecha entre el pronóstico de los analistas consultados en el REM y la inflación prevista por el público en general es de 21,7 puntos porcentuales. “La significativa diferencia entre estas dos medidas continúa mostrando la escasa credibilidad que poseen las cifras oficiales“, destacó el informe.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com