viernes, 25 mayo, 2018 | 22:57
Noticias Destacadas

San Lorenzo es el campeón del Torneo Inicial

Empató 0 a 0 con Vélez y por la igualdad en Rosario entre Newell's y Lanús alcanzó la gloria. Con 33 unidades, el "Ciclón" es el campeón con menos puntos de la historia. Es el título número 12 en Primera División.

Crédito: Télam

Crédito: Télam

San Lorenzo de Almagro se coronó en el Torneo Inicial 2013 sin ganar, empató con Vélez sin goles en el estadio José Amalfitani y por la igualdad en Rosario entre Newell’s y Lanús le permitió gritar campeón.

El equipo de Boedo sumo 33 unidades y se convirtió en el ganador del título con menos puntos en la historia de los torneos cortos. Leandro Romagnoli, capitán y simbolo del “Ciclón”, fue el encargado de levantar la copa “Miguel Benicio Sánchez” del torneo “Nietos recuperados”.

Poco más de un año y medio después de mantener la categoría, luego de vencer en la promoción a Instituto, San Lorenzo se coronó campeón del Torneo Inicial. En el medio hubo cambió de presidente, se fue Abod y asumieron Lammens y Tinelli, quienes el sábado revalidaron su mandato en las urnas.

A pesar de haber empatado sus tres últimos encuentro, el Ciclón alcanzó su título número 12 en la Primera División. Además, tiene tres en el amateurismo, una copa, un título en la B y dos torneos Internacionales.

En la última fecha, San Lorenzo y Vélez se jugaban el campeonato frente a frente, pero salió un partido cerrado, lleno de imprecisiones en el cual ninguno de los dos pudo hacer la diferencia y casi no hubo situaciones de gol.

La visita atacó menos pero con mayor profundidad, tuvo a Ignacio Piatti a su mejor jugador del encuentro y a uno de los pilares fundamentales durante todo el torneo. El “Fortín” recién complicó a Torrico en el segundo tiempo, un remate en el palo y una atajada del arquero mantuvieron el 0 a 0 en el resultado.

En su camino al título, San Lorenzo debió afrontar la lesión de Martín Cauteruccio, una de sus incorporaciones estrellas. Además, su reemplazante Gonzalo Verón también tuvo problemas físicos y se perdió gran parte del certamen.

Comenzó con todo, con dos triunfos ante Olimpo y Racing, pero cayó ante Argentinos y Quilmes y todo se complicó. Le ganó a River y con una racha de siete encuentros sin derrotas lo colocaron con el mote de candidato.

Luego alternó caídas ante Arsenal y Lanús, dos rivales directos, y una importante victoria ante Boca lo mantuvieron en la pelea. Sin embargo, la irregularidad también apareció por Boedo y con cuatro empates en las últimas cinco fechas alcanzó la gloria de manera agónica.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com