jueves, 15 noviembre, 2018 | 22:24
Noticias Destacadas

Riquelme se infiltró y será exigido para evaluar si llega al partido del domingo


Boca se aseguró el primer puesto tras el empate con Godoy Cruz y puede consagrarse en el Apertura, aún sin jugar, ante Banfield. Si bien la presencia de Román es una incógnita, el enganche no se quiere perder el partido y mañana será evaluado nuevamente para determinar si podrá estar o no. En tanto, Blandi está descartado y se habló de la posibilidad del retorno de Sebastián Battaglia.

Una sonrisa gigante en el rostro de cualquier hincha de Boca se puede ver a esta altura del campeonato. Es que el equipo de Falcioni dio muestras de ser lo más firme del torneo y por eso, en un 99 por ciento, se consagrará en este semestre, tras varios años de frustraciones, sin obtener títulos en Argentina ni clasificación a las copas internacionales.

El próximo escollo será Banfield en la “Bombonera” el domingo, fecha en la cual pueden acontecer sucesos de importancias para el futuro del club. No sólo por confirmarse la participación en la Copa Libertadores 2012 como campeón del Apertura 2011, sino también porque quedará estipulado el nuevo presidente del club.

Respecto a lo futbolístico, la idea del DT es la de repetir a los mismos once titularesque salieron a jugar en Cuyo. Con Nicolás Blandi descartado por lesión y Juan Román Riquelme entre algodones, todos los caminos llevarían a esta hipótesis. Aunque Román no quiere quedarse afuera de este choque y ya se infilitró para ver si puede llegar a estar desde el arranque. También corre la chance de que vaya al banco, algo que flota en el aire también en el caso Sebastián Battaglia, aunque parece menos factible.

En otros temas, la opción de compra para el pase de Diego Rivero vence hoy, por eso los dirigentes se moverán para llevar a cabo la transferencia, que no ocuparía uno de los dos cupos disponibles para el próximo mercado de verano por la lesión de Viatri.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com