viernes, 17 agosto, 2018 | 15:54
Noticias Destacadas

Otra tensa reunión de la Comisión Directiva de River con insultos a Passarella


Los dirigentes “millonarios” realizan una asamblea extraordinaria para debatir el presupuesto del club. Según se supo, el presidente de la institución fue recibido con silbidos y cánticos agraviantes. Se aprobó el presupuesto con un superávit de $84 millones.

La sesión extraordinaria citada para hoy por el club millonario se inició con insultos, cánticos y agresiones cruzadas entre los dirigentes que responden a Daniel Passarella y aquellos que se oponen a su gestión.

El propio presidente del club fue recibido con abucheos y cánticos en su contraque recuerdan su supuesta simpatía con Boca, según contaron testigos del encuentro.

Otro dirigente que la pasó mal fue Aquivaldo Mosquera, secretario de actas, quien fue repudiado por el arco opositor luego de un cruce que tuvo con uno de los vocales del club, Andrés Ballota.


El primer orador del encuentro fue un dirigente que responde a Passarella (Martín Pardo). Apenas empezó con su alocución, los cánticos para que “se vayan todos” le impidieron continuar con su exposición. El segundo en hablar fue Jorge Leone, de la oposición.
Además de los dirigentes oficialistas y opositores, cerca de 300 socios presencian el pintoresco encuentro, que se realiza en una especie de anfiteatro en donde los integrantes de la Comisión Directiva ocupan en lugar principal del escenario.
A los presentes les llamó la atención el “faltazo” de los vicepresidentes Diego Turnes y Omar Solasi, hasta hoy dos dirigentes incondicionales a la gestión del Kaiser.


Un encuentro muy tenso
“Despertate bostero”, “autista”, “ladrón”, “soberbio” son algunos de los cientos de insultos que se escucharon durante el inicio de la asamblea.

 Tal es el grado de tensión que se generó durante el debate que el personal de seguridad amagó en dos oportunidades con desalojar la sala y proponer la suspensión de la asamblea, que por ahora continúa sesionando.

Tras lo insultos que recibió, Passarella abandonó la sala y aún no regresó a la misma. Una vez que el presidente se retiró, la reunión tomó un camino pacífico, donde se abrió el diálogo y las discusiones pasaron a ser sin gritos ni amenazas. 

La reunión había sido convocada el pasado 5 de agosto para analizar los cambios que sufrió el presupuesto aprobado el año pasado. La oposición argumentó que encontró modificaciones que superan el 25% de lo ya votado en 2010. 

En el encuentro se aprobó el presupuesto que abarcó la etapa desde agosto de 2010 hasta agosto de 2011 y el cual arrojó un superávit de 84 millones de pesos.  Hubo fuertes discusiones porque se pautó para 2012 dos aumentos en las cuotas sociales.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com