martes, 25 septiembre, 2018 | 0:20
Noticias Destacadas

“No hay que tener miedo a los debates fuertes, a la colisión de intereses”

En la apertura del año judicial, Ricardo Lorenzetti consideró que el conflicto "es el motor de la vida social". Dijo que "el consenso también debe existir". Pidió cambios en las normas para acelerar megacausas.

corte2

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, advirtió que “nadie cambia el reglamento ni el árbitro para ganar el partido“, en el discurso que dio con motivo del inicio del año judicial y el 150º aniversario del máximo tribunal.

“El conflicto debe existir, es el motor de la vida social; no hay que tener miedo a los debates fuertes, a la colisión de intereses, porque es lo que permite la transformación de las sociedades. También el consenso debe existir, pero referido a un marco general de acuerdos sobre algunas reglas básicas. Es lo que ocurre en los partidos de fútbol: los jugadores compiten, las hinchadas se gritan, hay pasión y sentimientos, pero nadie cambia el reglamento o el árbitro para poder ganar el partido”, dijo el titular de la Corte.

Nuestra historia, en cambio, muestra que hemos cuestionado y cambiado las reglas básicas, hemos apostado a una refundación constante, a un debate permanente sobre los fundamentos. La consecuencia de esto es que cuando creemos haber llegado a una conquista, viene otro período y cambia la dirección; es el giro pendular, la historia del país se parece a la conducta de Penélope que mencionó alguna vez el Dr. Zaffaroni, porque se teje y se desteje”, ejemplificó Lorenzetti.

Este mensaje se produce en momentos en que el oficialismo anticipó su intención de avanzar en una “democratización” de la Justicia e incluso algunos sectores discuten la posibilidad de modificar la Constitución Nacional para habilitar la re-reelección presidencial, entre otras reformas.

Nunca hemos dicho al poder político lo que tiene que hacer, sino lo que la Constitución quiere que hagamos“, advirtió por su parte el magistrado.

Pluralidad en la Justicia

“Debemos ser respetuosos de la diversidad y pluralidad de opiniones de los estamentos internos de la Justicia”, solicitó por otra parte el magistrado, en momentos en que el Gobierno pidió que los magistrados expresen su ideología.

En una muestra de unidad ante los llamados del Poder Ejecutivo a “democratizar” los tribunales, Lorenzetti celebró “la presencia de todos los sectores de la Justicia” en el acto.

El ministro sostuvo que la Corte debe “respetar y defender el Estado de derecho e interpretar la Constitución“, así como “hacer valer los derechos de los argentinos con independencia de todos los poderes”.

De todas formas, aclaró que “no es ajena a lo que ocurre en el país“, y que eso justificaba que haya cambiado constantemente desde sus inicios.

Modificaciones

El titular del máximo tribunal de justicia destacó la informatización y aceleración de procesos que se han llevado a cambio en los últimos años, pero solicitó al gobierno nacional “reformas legales para apurar los procesos“.

“Las tragedias colectivas se convierten en tragedias judiciales porque los procedimientos son antiguos, no están pensados para las megacausas”, advirtió en otro tramo de su discurso.

A modo de ejemplo, Lorenzetti recordó: “Cada argentino tiene en su memoria el nombre de una tragedia como Río Tercero, Lapa, Cromañón, Once, AMIA o los juicios de lesa humanidad“.

Una advertencia para las corporaciones

Lorenzetti atacó a las corporaciones, de las cuales dijo que “deben respetar los principios del Estado de derecho“. “Esto no se aplica sólo a la cuestión ambiental, sino a todos los casos”, sostuvo.

Lorenzetti hizo un pormenorizado recorrido por el accionar de la Corte con su actual composición, y sostuvo que el objetivo “no era consolidar lo que generó injusticia, sino generar los cambios necesarios para tener un futuro mejor“. “Por eso cambiamos lo que nos parecía mal y agregamos otros temas propios de nuestros temas”, añadió.

Las acciones de las mayorías

Por otro lado, en lo que pareció una respuesta a las críticas oficiales sobre el accionar de la Justicia ante decisiones del Gobierno, el magistrado dijo que muchas veces las decisiones de las mayorías no entran en los marcos constitucionales.

“Hay suficiente experiencia en el mundo que muestra que las mayorías han tomado decisiones institucionales muy graves, como apoyar el Holocausto, el terrorismo de Estado y la pena de muerte. Por eso se habla de democracia inconstitucional, por eso las decisiones de las mayorías pueden ser declaradas inconstitucionales por los jueces cuando son contrarias a lo que denominamos el bloque de constitucionalidad”, sostuvo.

Además, dijo que en el mundo actual “no hay lugar democrático para el pensamiento único”, y defendió el rol de equilibrio que debe tener la Corte.

“Debemos construir los cimientos comunes de una casa. Luego, dentro de cada habitación están las pasiones. La gran tarea es consolidar esos principios básicos en el conjunto del pueblo, no en un grupo reducido, porque eso es la regla básica del contrato social. No es buen juez el que quiere imponer sus propias convicciones, porque eso no es sostenible en el tiempo”, aseveró.

Lorenzetti cuestionó además los intentos de “cambiar las reglas de juego“, y dijo que el problema de la Argentina fueron las discusiones de “verdades parciales“.

Otras definiciones

Los cambios en la Justicia:

Es necesario que se legisle para hacer procedimientos más sencillos. Esta es una enorme tarea de los poderes legislativos nacional y provincial. Es necesario que se nombren más jueces, pero también es necesario que jueces y juezas hagan más esfuerzos para que quienes sufren injusticias no sufran demoras injustificadas”.

“El juez pasivo debe dejar paso a un juez activo. Durante muchos años la Corte y el Poder Judicial ha tenido un rol pasivo de autorrestricción, lo que generó que se restrinjan derechos como instrumento de control social. Por eso hemos desarrollado un rol activo con casos de agenda pública, que llevan un diálogo de poderes“.

La situación de los jubilados:

La postergación de los derechos de los jubilados nos conmueve, porque no es justo que quienes han aportado lo suyo tengan que hacer juicios interminables para recibir lo que legítimamente les corresponde. Por eso hemos cambiado casi toda la jurisprudencia en materia previsional, y hemos consagrado el derecho a la movilidad“.

La realidad de los trabajadores:

“Los trabajadores también sufrieron la flexibilización laboral, convalidada por este Tribunal en anteriores períodos. Nosotros hemos cambiado esa jurisprudencia, y hemos declarado la inconstitucionalidad de diversas normas que disminuían el salario de los trabajadores, hemos reafirmado la estabilidad laboral en el empleo público, y hemos declarado la invalidez de varios artículos de la Ley de Riesgos de Trabajo”.

Fuente: Infobae

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com