jueves, 18 octubre, 2018 | 23:37
Noticias Destacadas

Macri ante la oportunidad de ser el gran árbitro del 2015

El jefe de Gobierno podría inclinar la balanza hacia Massa o Scioli, si no logra consolidar una alternativa propia.

macri-mauricio

Marcos Peña fue el encargado de transmitir el credo oficial: El PRO esta decidido a pelear con sus propios colores en la presidencial del año próximo, en eso que rotularon como “Tercera Vía”, en una copia muy poco original de la creación política de Anthony Guiddens y Tony Blair.

Lo dijo esta mañana ante el gabinete ampliado a de la Ciudad, donde agregó que la apuesta tendrá como base central, no el armado territorial, sino la relación directa con la sociedad a través de las redes sociales y las plataformas digitales. Fue un mensaje también al ministro de Gobierno, Emilio Monzó, que viene de cruzarse feo con Peña, porque no comparte esta estrategia que reduce su rol de “armador” de manera drástica.

De hecho, Monzó ya sufrió un downzising brutal cuando días atrás le notificaron que no sólo no será jefe de la campaña presidencial sino que la administración de los recursos –que en el Pro estiman en 2000 millones para el 2015- estará en manos del eficaz ministro de Espacio Público, Edgardo Cenzón.

El discurso de Peña reedita las versiones de una fórmula Macri-Michetti, ya que la diputada logra proyectar a buena parte del país su imagen positiva, que en Capital roza el 70 por ciento. Se trata sin embargo, de un credo que conviene tomar con pinzas, ya que en el Pro si algo falta son los románticos de la política.

Por caso, Nicolás “Nicky” Caputo, el socio de todos los emprendimientos de Macri –incluida la política-, tiene una visión distinta: Propone ir a un acuerdo con Sergio Massa que les permita quedarse con parte del gabinete nacional, la vicegobernación de Buenos Aires para María Eugenia Vidal, la Ciudad y las gobernaciones de Santa Fe –Del Sel- y Entre Ríos –De Angeli- y acaso la vicepresidencia. Hombre de negocios también incluye en el reparto imaginario, avances en áreas estratégicas, como por ejemplo la energía.

Macri quedaría entonces como el hombre de “reserva” de la democracia, sentado sobre un formidable aparato político económico –que incluiría diputados, senadores, intendentes y legisladores provinciales-, que podría volver a pelear la Presidencia en cuatro u ocho años.

EL jefe de Gobierno por ahora escucha, aunque en su intimidad prefería en última instancia, apoyar a Daniel Scioli a quien lo une una amistad de más de 30 años. Macri quedó muy dolido por lo que entiende fue un maltrato gratuito de Massa en el cierre de las elecciones de Octubre, cuando negó públicamente el acuerdo que habían sellado. Y no pierde la oportunidad de hablar mal del ex jefe de Gabinete, ante distintos interlocutores. No es Macri un hombre acostumbrado al ninguneo.

Sin embargo, un acuerdo con Scioli que fue el soporte central de los 10 años del kirchnerismo y se reivindica como su continuidad mejorada, implicaría un volantazo muy extremo del PRO, incluso para la voluble política argentina. Ese es el impedimento estructural al acuerdo con Scioli.

Mientras esto ocurre es lógico que Peña insista en la “Tercera Vía”. Se trata del mismo juego que hoy juegan todos los presidenciables y que se extenderá hasta fines de año. Esto es: Acumular todo lo posible para sentarse en mejores condiciones en una eventual mesa de negociación.

Son los famosos términos de intercambio o apelando a una figura del boxeo, los candidatos está en etapa de ganar peso, esforzándose por subir de categoría.

Macri hoy mide alrededor de 15 puntos, esto lo convierte instantáneamente en el árbitro de una pelea de Massa y Scioli. La gran pregunta es cuando es el momento exacto de poner en valor ese capital. La tesis de Caputo es conservadora y contundente. Hay que hacerlo antes de la primaria, después si Massa o Scioli se despegan ya será tarde, o en todo caso el precio de lo ofrecido caerá.

Desde el massismo lanzaron incluso una oferta tentadora: Presentar dos boletas en las PASO con las fórmulas Macri-Massa y Massa-Macri y que sea la gente la que dirima. Esto se planteó porque la ley tiene un defecto que acaso se subsane en los próximos meses: El que se presenta y pierde, luego no puede ser elegido como vice, como ocurre, por caso, en Uruguay.

Por supuesto que si Macri logra levantar su intención de voto y merodea los 20 puntos –esa es la apuesta de Peña-, puede aspirar con todo derecho a ser uno de los dos del ballotage. Pero hasta ahora no pasó.

“Si no superamos los 15 puntos es ridículo seguir hasta el final para ser la nueva Ucedé y convertir a Macri en Alsogaray”, sintetizó con crudeza una rara avis del Pro, que aúna pragmatismo y pasión por la política.

La tentación de la construcción propia, argumentada hoy por Peña, proyecta una bancada de 50 diputados para el 2015 y entre 6 y 8 senadores. Es obvio que esto lleva a preguntarse como se hace para gobernar la indómita Argentina con una base institucional tan endeble –y con el peronismo afuera del poder-.

No vale la pena discutir las apelaciones generales a la búsqueda de “consensos” que hace el macrismo para saldar ese gap. El peronismo ya demostró como actúa cuando está afuera del poder y en todo caso, no existe consenso posible con un animal salvaje que te mira y cuenta bifes de costilla.

La opción de sumarse a las PASO de Unen, el plan que tironea Monzó, tiene mucho de voluntarismo por una sencilla razón: Macri mide bastante más que los presidenciables de esa coalición, que como corresponde, argumentan que no llegaron hasta acá para entregarle años de trabajoso bordado al líder del PRO. Esa es la realidad cruda detrás de los remilgos ideológicos que enarbolan.

Como sea, estas primeras definiciones de trazo grueso –quien hace alianza con quien-, que moldearan los contornos de la elección presidencial, se cristalizarán según la mirada de los actores involucrados, antes que termine este año. Cuando los candidatos se enfrenten con la hora crítica de subirse a la balanza.

Por Ignacio Fidanza. Director de La Política Online

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com