miércoles, 21 agosto, 2019 | 19:34
Noticias Destacadas

Lurrie Bell: un bluesman suelto en la Argentina


El guitarrista de Chicago, hijo de la leyenda de la armónica Carey Bell, tocará esta noche en Buenos Aires, en medio de una gira inusual por el país. Con Clarín.com, habló de la Argentina, de su padre y de sus agitados shows: “Jamás tengo lista de temas….esto es blues, sentimiento puro”.

Si algo tiene Lurrie Bell que lo identifica con claridad con el blues es el espíritu de carretera. El guitarrista de Chicago, hijo de la leyenda de la armónica Carey Bell, está de regreso en el país para una gira de once conciertos que tendrá su escala porteña esta noche.

Ex compañero por años de la reina del blues, Koko Taylor, Bell se crió en un ambiente propicio para imbuirse del género: su infancia pasó en una casa de Chicago por la que pasaban a ensayar leyendas como Eddie Taylor, Eddie C. Campbell, Jimmy Dawkins y Eddie Claywater. También Sunnyland Slim y hasta el mismo Muddy Waters.

Con 18 discos editados y un pasado turbulento reconvertido en devoción por el blues, hoy tocará en La Trastienda con La Argentina Blues Band. En esta visita repite un camino que ya había emprendido en 2010: su gira por el país incluye plazas poco frecuentes para los músicos extranjeros, como Neuquén, General Pico, Esquel, Comodoro Rivadavia o Caleta Olivia.

Algo parecido ya había hecho el año pasado. ¿Qué recuerda de esa serie de shows? ¿Qué expectativas surgen en lugares que habitualmente no visitan los artistas internacionales?

Tengo los mejores recuerdos. Me gustó mucho venir a la Argentina, recuerdo que el público es muy entusiasta, me doy cuenta que son entendidos de los clásicos del blues y de mi música. La idea es dar todo de mí, no tengo otra manera de tocar. Siempre lo doy todo, sin límites. El blues es mi refugio, mi salvación.

¿La idea será no armar lista de temas? ¿Cómo suelen desarrollarse los shows sin una “hoja de ruta”?

Jamás tengo una lista de temas….esto es blues, es feeling total, sentimiento puro….Toco lo primero que siento tocar en ese momento, solo ahí sé qué tema hacer…..no sé otra forma de tocar. Todos los verdaderos bluesman tocan así y así lo hago yo, soy parte de ese legado. Los músicos que me acompañan deben ser muy buenos y conocer un amplio repertorio y mi banda aquí lo es….es muy buena y son músicos argentinos.

Ya pasaron cuatro años desde su último disco, Let’s talk about love. ¿Cuáles son los planes a futuro?

Ya está grabado en estudio un nuevo album, más del estilo gospel. Yo viví en mi adolescencia en Alabama con mis abuelos, íbamos a la iglesia todos los domingos y yo tocaba mi guitarra y mis primeros cantos fueron en la iglesia. En este momento siento cantar y tocar esa música. Calculo que el próximo año saldrá a venta y obvio, me gustaría venir y presentarlo en Argentina.

No ha vuelto a grabar desde la muerte de su padre, en 2007. ¿Cómo recuerda hoy a Carey? ¿De qué modo está presente en sus shows y en su vida?

Mi padre Carey fue el mejor armonicista que vi en mi vida. El me enseñó mucho, casi todo te diría….mi nuevo álbum esta pensando y sentido en su memoria. Siempre pienso en mi padre, él esta presente en mis shows y sé que está muy contento con mi forma de tocar el blues y mis shows. Soy parte de la herencia de su música, de su legado, del verdadero Chicago Blues….no sé tocar otra cosa, mi vida es el Blues.

Fuente: Clarín.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com