viernes, 19 abril, 2019 | 17:43
Noticias Destacadas

Los All Blacks frenaron el sueño de Los Pumas


El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, quedó eliminado en los cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda, al caer hoy ante el local, los All Blacks, por 33 a 10 en el estadio Eden Park de la ciudad de Auckland.

Así, con la derrota, Argentina no podrá defender el tercer puesto obtenido en el Mundial pasado, Francia 2007.

En semifinales, Nueva Zelanda se medirá con Australia, que previamente había eliminado al último campeón, Sudáfrica, por 11 a 9; por la otra llave, en tanto, se cruzarán Francia y Gales.

El partido, como marcaba la teoría, se comenzó jugando en el campo de Los Pumas, que desarrollaron una gran defensa: Farías y Roncero fueron los abanderados de la resistencia, y a los All Blacks se les cerraron los caminos para llegar al ingoal.

El equipo de Santiago Phelan hizo 59 tackles en el período inicial contra menos de 30 del local, que tuvo tanto dominio de pelota (53% a 47) como de territorio (60 a 40).

Sin embargo, y a pesar de los cuidados, Argentina cometió cuatro penales a lo largo del primer período que Piri Weepu transformó invariablemente en tantos. Eso marcó la diferencia inicial.

La precisión de Weepu neutralizó lo que fue el único try de la etapa, acción de Farías, luego de una jugada brillante en la que Senatora se escapó por sorpresa a la salida de un scrum. Hasta allí, la única posibilidad de tantos para Los Pumas había sido un penal desperdiciado de Felipe Contepomi a los 27 minutos.

Como resumen de la resistencia albiceleste, desde 1999 que los All Blacks no se iban al descanso de un partido sin marcar tries.

Argentina salió a disputar el dominio neocelandés desde el comienzo del complemento, y Marcelo Bosch, con un buen penal desde mitad de campo, acortó las diferencias: 12-10. Pero Weepu, cuatro minutos más tarde, infalible en los penales, volvió a llevar la distancia a cinco puntos en favor de los All Blacks.

Desde allí, el local acentuó su superioridad y obligó a Los Pumas a dedicarse exclusivamente a la defensa. Tarea para la que se quedó sin Nicolás Vergallo durante diez minutos por amarilla.

La garra, el esfuerzo de la Argentina, tuvo el costo del cansancio (notorio en las imprecisiones en las pocas chances ofensivas con las que contó), y en los 20 minutos finales los All Blacks se dedicaron a liquidar el pleito.

Lo hizo, sí, como señalaban los pronósticos, hasta llevar el resultado a un amplio 33 a 10, pero Los Pumas, aun en la derrota, se despidieron con la dignidad que ya es su sello.

Un escalón abajo
El centro del seleccionado argentino de rugby Marcelo Bosch reconoció que el equipo “está un escalón abajo” de los All Blacks, con los que hoy Los Pumas cayeron por 33 a 10 por los cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda 2011.

“Estamos un escalón abajo de estos equipos, es una realidad. Pero dimos todo y nos vamos con la frente en alto”, dijo Bosch.

“En el primer tiempo defendimos, defendimos y defendimos pero igual nos fuimos abajo en el score (12-7), eso marca la distancia que hay entre los dos equipos. Pero dejamos todo y creo que nos vamos del certamen con la frente en alto”, agregó.

Para Bosch, “la base de Los Pumas a lo largo del Mundial fue lo de siempre, la defensa, la garra, la actitud. Pero hay que seguir trabajando en los otros aspectos para acercarnos a esta clase de rivales que hoy por hoy están arriba de nosotros”.

“Los All Blacks tienen un ritmo bárbaro -siguió-. Los supimos contener 60 minutos pero en los últimos 20 ya no nos daban las piernas. Fueron justos ganadores, tuvieron el control de la pelota y generalmente el que tiene la pelota y va al ataque es el que termina ganando. Nosotros dimos todo pero no alcanzó”.

Finalmente, el centro señaló: “Ahora se mezclan varias cosas, la tristeza de la derrota, las lágrimas de algunos muchachos que se retiran, el orgullo de formar parte de este equipo. Para mí, luego de tanto sacrificio, haber jugado el Mundial con Los Pumas es un regalo del cielo y me voy feliz con eso”.

Contra el mejor

El seleccionador argentino de rugby, Santiago Phelan, aplaudió el juego de sus muchachos en el partido perdido este domingo ante Nueva Zelanda (33-10) en los cuartos de final del Mundial, destacando que enfrente estaba “el mejor equipo del mundo”.

“El equipo jugó muy bien en buena parte del partido, siempre teniendo en cuenta que estaba enfrente el mejor equipo del mundo. El objetivo era jugar nuestro mejor rugby, dejándolo todo en la cancha y eso se cumplió. Llegar a cuartos era importante para el rugby de Argentina”, dijo el entrenador.

“Este equipo tuvo que superar adversidades con mucha dignidad, lo entregó todo y estoy orgulloso de los jugadores”, apuntó.

Orgullo twittero
Juan Martín Hernández, quien se perdió el Mundial de rugby de Nueva Zelanda por una rotura de ligamentos de la que no pudo recuperarse a tiempo, se mostró “triste” por la derrota de hoy del seleccionado argentino ante los All Blacks, pero también “orgulloso” de Los Pumas.

A través de su cuenta personal en la red social Twitter, “Juani”` Hernández expresó: “Los Pumas honraron la camiseta una vez más. Estoy triste por la derrota, pero orgulloso de Los Pumas”.

Además, le dio su agradecimiento al hooker Mario Ledesma, quien llegó a las 18 presencias mundialistas con Los Pumas y se retiró de la actividad con esta caída 33-10 ante los All Blacks, por los cuartos de final del Mundial.

“GRACIAS Mario Ledesma por tanto amor al equipo”, apuntó Hernández, el mejor rugbier argentino y, en consecuencia, una baja sensible para el seleccionado nacional en el certamen.

Otro que saludó la actuación de Los Pumas fue su ex capitán Agustín Pichot, que en Twitter resumió: “¡Orgullo!”.

Varios deportistas argentinos, asimismo, siguieron el partido del equipo argentino a través de la red social.

Alejandra Gulla, delantera del seleccionado argentino de hockey sobre césped femenino (Las Leonas), escribió: “Hay que aplaudirlo de pie al señor (Rodrigo) Roncero. Terrible! Gracias por tanto”.

Australia, clasificado

Los errores de la campeona del mundo de rugby en 2007, Sudáfrica, propiciaron hoy, en Wellington, el triunfo 9 a 8 de Australia, en el tercer encuentro de los cuartos de final de Nueva Zelanda 2011.

Las dos únicas selecciones que tienen dos títulos de campeonas del mundo en este deporte se enfrentaron hoy en los cuartos de final del Mundial 2011. Una veterana, previsible, pesada, fuerte y dura, la africana, y otra más joven, imprevisible, rápida y ligera, la oceánica, que demostró tener más recursos que sus rivales. A Sudáfrica le faltó oficio para sentenciar el partido.

Los “springbocks” tuvieron contra las cuerdas a los “canguros” en la segunda parte tras remontarles un 8-0, pero cuando todo parecía a favor de los veteranos africanos, tras una superioridad aplastante de sus delanteros, Australia fue capaz de llevar el balón al territorio rival y aprovechar un golpe de castigo, a siete minutos para el final, para volver a disputar unas semifinales de un mundial.

Fuente: Télam

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com