martes, 21 noviembre, 2017 | 18:16
Noticias Destacadas

Ley de Medios: La Cámara deberá definir la cautelar de Clarín

La Corte Suprema de Justicia descartó "in limine" un planteo realizado por el grupo de medios y exhortó a la Cámara Civil y Comercial Federal a que resuelva si extiende la medida precautoria que mantiene paralizada la aplicación del artículo 161.

La Corte Suprema rechazó “in limine” el planteo que hizo días atrás el Grupo Clarín para extender la medida cautelar que vence el 7 de diciembre y que mantiene frenado el artículo 161 de la Ley de Medios, sobre la “cláusula de desinversión”, confirmaron fuentes judiciales.

En la resolución, la Corte ordenó a la Cámara Civil y Comercial Federal a que en un lapso perentorio resuelva el planteo del grupo que está pendiente a raíz de las dificultades para conformar la Sala I del tribunal, debido a las recusaciones y denuncias pendientes.

Aún está pendiente de resolución el fondo de la cuestión, es decir, la validez del artículo 161 de la Ley que fue votada por el Congreso Nacional en el año 2010. Este expediente ni siquiere tiene sentencia de primera instancia.

Días atrás el Congreso reglamentó el per saltum, recurso que le permitiría a las partes pedir la intervención del máximo tribunal tras una resolución del juez que entiende en la causa. La propia Corte es la que tiene la facultad de aceptar el “salto” u ordenar que continúe con el habitual itinerario judicial.

Clarín recurrió a la Corte Suprema ante las recusaciones, excusaciones y denuncias penales que impulsó el Gobierno contra los camaristas que debían tratar sus presentaciones contra la Ley de Medios.

Los distintos recursos presentados por los abogados del Gobierno frenaron la resolución de la Cámara Civil y Comercial y llevaron la disputa al fuero Contencioso Admnistrativo, para poder integrar el tribunal.

La Corte ya había ampliado la medida cautelar a favor de Clarín el pasado 22 de mayo, y en esa resolución de dejó abierta la posibilidad de “prorrogarla si existieran razones que obstaculicen el normal avance de la causa”.

Con la nueva resolución de la Corte, el alto tribunal no intervendría en esta etapa de la disputa entre el grupo Clarín y el Gobierno por considerar que no se encuentra “denegado el acceso a la Justicia”, pero para ello exhorta a la Cámara a resolver.

Mientras tanto, los camaristas del fuero Contencioso Administrativo y Federal solicitaron al Consejo de la Magistratura la provisión de un mecanismo de sorteo electrónico que garantice la transparencia del sorteo de magistrados para poder intervenir.

La Cámara Civil y Comercial Federal, en su situación actual se encuentra “desintegrada” y sin poder resolver el pedido de ampliación de la medida cautelar que hizo el multimedio para permanecer eximido de la obligación de desprenderse de licencias de radio y televisión.

Primero debe decidir y no puede, la recusación contra el camarista Francisco de las Carreras presentada por el Gobierno, que lo denunció por haber viajado a una conferencia en Miami sobre libertad de expresión con invitación de Clarín.

La única que quedó habilitada para resolver es María Susana Najurieta, de la sala I de la Cámara, que es la que tiene asignado el expediente donde se cuestiona la constitucionalidad de la cláusula de desinversión.

El camarista Martín Farrel, jubilado, renunció a su puesto de subrogante, y el otro integrante de esa sala es De las Carreras, que además de estar denunciado en el Consejo de la Magistratura, es investigado por la Justicia penal por presunto cohecho o dádivas.

La Corte Suprema ya dijo que las medidas cautelares o provisorias no pueden prolongarse eternamente, porque se convierten en sentencias anticipadas, y fijó el 7 de diciembre como fecha límite.

El pedido de Clarín a los jueces de la Corte era que le den “preventivamente la prórroga de la medida cautelar aún vigente, hasta que la Sala I, integrada materialmente por los jueces en lo Civil y Comercial Federal de esta capital, se pronuncie sobre la apelación pendiente”.

Según las normas de subrogancia que se aplican a la Cámara en lo Civil y Comercial,  basadas en el decreto 1285/58, cuando las vacantes no las cubren sus propios miembros, se puede recurrir a la Cámara en lo Contencioso Administrativo, que es lo que seguramente sucederá.

Ese tribunal ya avisó al Consejo de la Magistratura que sólo tiene sistema informático diseñado para asignar expedientes, pero no para nombrar jueces, y pidieron un sistema especial, que está en elaboración.

Mientras tanto, en el  Consejo de la Magistratura siguen sin resolver las vacantes por el bloqueo de la oposición a los concursos tanto para la cámara como para cinco juzgados civiles y comerciales. Las subrogancias que ejercen jueces del fuero quedarán por ahora como están, y una es la del juez Horacio Alfonso, del juzgado clave número 1 quien quedó a cargo de resolver la cuestión de fondo de la causa Clarín.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com