viernes, 15 diciembre, 2017 | 14:34
Noticias Destacadas

La reforma política impulsada por Massa es una fachada

Sergio Massa en el marco de su candidatura hacia el 2015, busca generar iniciativa política de alto impacto mediático, es así que presentó un proyecto que busca plantear la Reforma Política en la provincia de Buenos Aires, atacando uno de los pilares de la política nacional que son los barones del conurbano. El proyecto evita las reelecciones indefinidas (art. 8). También apuntó a implementar el voto electrónico (art. 9), al desdoblamiento de las elecciones nacionales y provinciales de las locales y que la categoría de concejales y consejeros escolares puedan cortarse de la de intendente.

voto-electronico-reforma-politica

No cabe ninguna duda que la calidad democrática está asociada a la alternancia de poder en todas las esferas, y es un debate que tiene un peso específico en la política bonaerense signada por el personalismo y el nepotismo. Hay decenas de intendentes que están en ese sillón hace más de 20 años y eso debe ser modificado en un sistema que busque una democracia real, más que formal.

Dicho esto, quiero hacer tres planteos:

a) El proyecto tiene problemas técnicos al hablar de voto electrónico sin especificar cuál va a ser el método. Más allá de los fines loables y efectivistas, es imposible utilizar el voto electrónico en el corto plazo. Necesita de pruebas pilotos, de gradualidad en su implementación y de la búsqueda de una técnica electrónica adecuada. Más bien, parece más factible, realizable y recomendable, la boleta única y la boleta electrónica única implementada en la provincia de Salta, más que el voto electrónico.

b) El otro problema es el central, LA VERDADERA REFORMA Y FRAUDE EN LA PROVINCIA ESTA EN SU SISTEMA ELECTORAL. La provincia de Buenos Aires es la única en el país que utiliza el régimen de HARE con piso o por cociente. Esto significa que en algunos casos quien obtiene el 40% de los votos, se lleva el 100% de los cargos electivos, convirtiendo un régimen proporcional en uno mayoritario. Éste sistema intentó de manera normativa mantener el status quo del poder.
Sólo a título de ejemplo, en la legislatura bonaerense 1.500.000 votantes positivos no tienen representación en ninguna de las dos Cámaras, por el sistema electoral seleccionado.

El total de Senadores provinciales es de 46, de estos 22 (casi la mitad) llegaron por sobrerrepresentación:
FPV 15 senadores.
F. Renovador 5 senadores.
UCR 2 senadores.

El total de Diputados provinciales es de 92, de ellos, 12 diputados entraron por resto.
FPV 6 diputados
UCR 5 diputados
F. Renovador 1 diputado.

c) Por último el sistema bicameral en la provincia de Buenos Aires no tiene racionalidad. Son dos órganos elegidos por los mismos ciudadanos y que tienen las mismas atribuciones, y son parte de la caja política clientelar de la provincia.

De todo esto, nada contemplo la “Reforma Política” planteada por el diputado Sergio Massa, sin dudas su proyecto es un avance, pero la madre de todas a batallas (la provincia de Buenos Aires) debe ser abordada en el corazón que reproduce el poder. El resto debe enmarcarse en una carrera mediática.

por Gustavo Damián Gonzalez.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com