miércoles, 25 abril, 2018 | 19:20
Noticias Destacadas

Julio Cobos: “La UCR hizo todo al revés”


Julio Cobos

“Se hizo todo al revés.” La sentencia es del vicepresidente Julio Cobos, quien una semana después de las elecciones primarias abiertas criticó la estrategia electoral del radicalismo y sostuvo que el rotundo triunfo del oficialismo obedeció a que la oposición “subestimó” sus logros y se quedó en la crítica sin propuestas.

“Si uno propone un cambio tiene que decir cómo, cuándo y por qué”, se quejó Cobos en un reportaje con La Nacion, en el que responsabilizó a Elisa Carrió, al socialismo y a GEN, de Margarita Stolbizer, además de la UCR, por no haber alcanzado un acuerdo electoral. La Unión para el Desarrollo Social (Udeso), que llevaba la candidatura de Ricardo Alfonsín, logró 2,5 millones de votos y alcanzó apenas el 12,17 por ciento.

“Cuando no se está en el gobierno, con la buena imagen no alcanza”, agregó el mendocino, en una solapada crítica a la decisión de su partido de apoyar a Ricardo Alfonsín, sin discutir previamente la plataforma electoral, y suprimir las internas partidarias que llevaban al candidato radical a competir con él y con el senador Ernesto Sanz.

-¿Qué análisis hace del resultado de las primarias abiertas?

-Hubo una subestimación de la fortaleza del Gobierno y quedaron de manifiesto debilidades fuertes de la oposición.

-¿En qué se subestimó al Gobierno?

-El Gobierno explotó bien sus logros, como la Asignación Universal por Hijo, el crecimiento de la economía y los índices de empleo.

-¿Cuáles fueron las debilidades de la oposición?

-Cuando hay una elección de cargos ejecutivos si uno propone un cambio tiene que decir cómo, cuándo y por qué. Todos, en especial el radicalismo, se quedaron en mostrar los problemas. Creo que hay que aprender que las buenas imágenes sirven para el Gobierno, pero que cuando no se está en el Gobierno con eso no alcanza. Por eso siempre dije que el radicalismo necesitaba pasar por una serie de etapas previas, como la construcción de una plataforma electoral, y a partir de ahí definir los candidatos para llevar adelante esos programas. Se hizo todo al revés.

-¿A qué atribuye el masivo voto al oficialismo?

-Primó la política de inclusión y de consumo sobre los temas institucionales. La ciudadanía confió en estas cosas en 2009, pero las fuerzas políticas no supieron llevarlas adelante al no ponerse de acuerdo en la sanción de leyes. Creo que mucha gente dijo: “Si hace dos años votamos de una forma y esto no obtuvo resultados, hoy, dentro de la oferta que tengo, me inclino por lo que está”. Sin perjuicio de que los votos del kirchnerismo implican que no todo está bien: tenemos problemas de inflación, de inseguridad, hay luces amarillas en la economía, hay una caída de la balanza comercial y del superávit.

-¿Se podría decir que la elección está decidida?

-A rigor de verdad es muy difícil remontar este resultado. Más aún cuando hay una atomización muy grande en la oposición.

-¿Fue un error de la UCR eludir la puja en la primarias?

-Fue un error. Lo anuncié antes y el propio Alfonsín no estaba de acuerdo. Alfonsin, Carrió, que habían compartido un espacio en el 2009, tiraron por la borda esta posibilidad. Si hoy hubieran ido Binner y Alfonsín, el resultado sería distinto, hubieran despertado otro interés en la ciudadanía. Acá hubo culpa no sólo del radicalismo. Recuerdo que el GEN y el socialismo decían: “Que la UCR decida su interna, después nosotros nos sentamos a hablar”; y después no se sumaron al radicalismo.

-Usted votó en contra de la resolución 125. ¿Qué sensación le deja el amplio apoyo del campo al Gobierno?

-No tiene nada que ver, porque se vota de acuerdo a un momento y a una circunstancia. Lo más cercano a esa expresión fueron las elecciones del 2009, donde se votó por el diálogo, por el consenso, por el federalismo. El voto de la gente es soberano, no es ni bueno ni malo o erróneo. La gente decide en función de las ofertas que hay.

-En la UCR quieren apuntalar, con vistas a octubre, la elección de legisladores nacionales. ¿Está de acuerdo?

-No comparto eso. Todos los cargos son importantes y en la ciudadanía va a primar la elección de presidente y de gobernador, en ése orden. Creo que hay que cambiar la estrategia de comunicación, hablar de propuestas, decir cómo vamos a atender los problemas estructurales del país.

-¿Fue un error la alianza con De Narváez?

-No. Creo que el error fue no acordar con el socialismo y con el GEN, no tener la plataforma, no ir a las internas con varias alternativas.

EN VOZ ALTA

Primarias abiertas

“Cuando hay una elección de cargos ejecutivos, si uno propone un cambio, tiene que decir cómo, cuándo y por qué.”
“El Gobierno explotó bien sus logros, como la asignación universal por hijo, el crecimiento de la economía y los índices de empleo.”
Autocrítica partidaria

“No fue un error la alianza con De Narváez.”
“El error fue no acordar con el socialismo y con el GEN, no tener la plataforma y no ir a las internas con varias alternativas.”
El mensaje de las urnas

“En rigor de verdad, es muy difícil remontar este resultado.”
“El voto de la gente es soberano; no es bueno ni malo ni erróneo. La gente decide en función de las ofertas que hay. “

Fuente: La Nación

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com