viernes, 19 octubre, 2018 | 0:13
Noticias Destacadas

Industriales y exportadores, atentos a la devaluación del Real


La UIA y la Cámara Argentina de Exportadores mostraron expectativa ante lo que pueda suceder con la moneda del principal socio comercial argentino. Industriales creen que la Argentina no está “blindada” frente a la crisis internacional

El presidente de la Unión Industrial Argentina, José Ignacio De Mendiguren, dijo que estaba “atento” a lo que sucede con la devaluación del Real y advirtió que Argentina no está blindada del impacto de la crisis internacional.

Por su lado, el presidente de la Cámara de Exportadores (CERA), Enrique Mantilla, consideró que la devaluación de 16% que registró en setiembre el Real, la moneda brasileña frente al dólar, debe “ser contextualizada para evitar simplificaciones”.

A su juicio, Brasil se contagió la enfermedad holandesa y es positivo que tome remedios.

Sobre la depreciación del Real, Mantilla indicó que un 4 por ciento está vinculado a la revaluación del dólar, el otro 12 por ciento era esperado luego de las declaraciones, el 1 de setiembre último, del ministro de economía brasileño, Guido Mantega.

Estoy atento. Creo que hasta ahora la crisis se manifestaba de otra forma, era en los países centrales, y la región estaba en una posición bastante favorable ya que tuvo en el último período estabilidad macroeconómica, crecimiento de las reservas“, planteó De Mendiguren sobre la depreciación de la moneda brasileña.

En este sentido, admitió que “producto de lo que pasó en la última semana, ahora también estamos mirando hacia adentro de la región”.

En diálogo con una radio, el dirigente industrial explicó que “Brasil venía con un problema de competitividad antes de estas medidas de la última semana” y señaló que el país vecino “estaba tomando medidas, hace un mes mas o menos, para corregir esto”.

“Ante lo que sucedió en la última semana, Brasil empezó también con un deslizamiento de su tipo de cambio, esto hasta ahora no lo había hecho, parecía que las medidas anteriores era precisamente para evitar esto“, analizó.

Consultado sobre si Argentina está blindada de los efectos de la crisis económica internacional, afirmó que “no”. “Si blindada significaría que la crisis del mundo no puede afectar en nada a nuestra economía, no. Nosotros comercializamos con el mundo“, fundamentó.

Así, razonó que al caer la demanda en Europa y Estados Unidos, las producciones que exportaba China y el sudeste asiático a esas zonas, “intentan colocarse en cualquier parte, aunque más no sea para cubrir sus costos”.

Por eso, aseveró que el mercado interno, al igual que sucede en Brasil, “está siendo amenazado por productos que vienen por debajo de su costo“.

De Mendiguren enfatizó que “esta crisis internacional a la región no la puede afectar como la hubiera afectado en otras épocas” porque en el último período hubo “una estabilidad macroeconómica importante, acumulación de reservas, y la deuda sobre PBI, es la cuarta parte o la mitad de lo que tienen los países desarrollados”. Por otra parte, opinó que los análisis del Fondo Monetario Internacional sobre las últimas crisis fueron errados.

De todos modos, añadió: “Que la Argentina está creciendo es cierto, y que tiene que mejorar la transparencia de sus cifras también es cierto“.

Estabilización
“Lo importante es ver cuál es el nivel en que se estabiliza la paridad cambiaria. Nuestro escenario básico en relación con el peso argentino es que se volvería a valores similares a diciembre 2008”, señaló Mantilla.

El dirigente exportador recordó que Brasil había establecido un impuesto a las operaciones financieras penalizando con un 6 por ciento a la entrada de capitales.

“En enero de este año, estableció restricciones a los bancos para operaciones a la vista en dólares con un límite de 3.000 millones de dólares; en julio, corrió este límite a 1.000 millones“, precisó.

Por otra parte, sostuvo que la elevación del impuesto IPI a la importación de autos extranjeros y la aplicación de licencias no automáticas a ciertos productos de importación, fueron síntomas de enfermedad holandesa.

“El mercado cambiario debe procesar un ajuste de corto plazo que influye en la paridad, pues hay 123 mil millones de dólares en posiciones vendidas sobre el cupón cambiario que deben ordenarse. Hay repatriación de capitales de empresas europeas y de EE.UU. y ver qué pasa con 100 mil millones de fondos japoneses aplicados en Reales sobre los que no hay una clara percepción sobre qué decisiones tomará”, explicó.

Al respecto, estimó que “en treinta días, el panorama quedará mucho más claro en cuanto el valor nominal de la paridad Real-dólar”.

“Si la política es exitosa, la devaluación añadirá 0,8 por ciento de inflación en términos anuales y permitirá corregir la tendencia a la desaceleración del PIB de Brasil que creció el 7,5 por ciento en 2010 a una estimación del 3,7 por ciento en 2011 y un pronóstico de 3 por ciento en 2012. Una tasa de crecimiento del PIB cercana al 4 por ciento en 2012 sería un buen resultado”, destacó.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com