martes, 16 octubre, 2018 | 16:04
Noticias Destacadas

Francia le puso freno a la Generación Dorada

Le ganó 71-64 y consiguió su primera victoria en el torneo tras la derrota del debut ante EE.UU. Al equipo de Lamas no le alcanzó con el aporte de Ginóbili y Scola.

BUSQUEDA. Manu pelea el rebote con el francés Batum. Crédito Foto: EFE

La Generación Dorada estuvo lejos de repetir el partido fenomenal del debut ante Lituania y cayó en su segunda presentación. Fue 71-61 ante Francia, que contó con un Tony Parker brillante, aprovechando el cansancio argentino. El jueves, el seleccionado de Julio Lamas chocará ante Túnez, el rival más flojo del grupo.

No fue bueno el arranque de Argentina en su segunda presentación en Londres. El equipo de Julio Lamas salió con problemas en la rotación y se encontró con una fuerte defensa rival. Francia, un equipo de similar juego, aprovechó la buena mano de Nicolas Batum y el orden de Tony Parker para sacar una buena ventaja. La floja efectividad argentina ayudó mucho. Al primer descanso se fueron 19-12 para los europeos.

El comienzo del segundo cuarto mostró una pequeña mejoría del equipo argentino, especialmente por una racha de seis puntos que lo dejó a sólo uno de Francia. Lamas intentó ajustar la defensa y por momentos lo consiguió, pero el rival siguió forzando y Argentina cometió errores puntuales que nunca lo dejaron pasar al frente.

A diferencia de partido con Lituania, el ataque perdió transición. La pelota ya no pasaba por todas la manos como en la espectacular victoria del debut y el tiro llegaba forzado. Así, los errores y la floja efectividad, también. De hecho, aunque Argentina hizo más puntos que en el primer cuarto, estuvo muy lejos de los 51 con los que llegó ayer al entretiempo. Hoy, con 29, contra los 32 de Francia.

De lo más destacable de Argentina en el primer tiempo fue la participación de Pablo Prigioni. Con 5 puntos y 3 asistencias se transformó en lo más parejito del equipo. El goleador, Ginóbili con 8.

El tercer cuarto siguió con la misma tónica de los dos anteriores. Pero con una diferencia. Apareció Emanuel Ginóbili y demostró que está en uno de los mejores momentos de su carrera. Acumuló diez puntos en el parcial, misma cantidad que había hecho en todo el partido y Argentina siguió en partido.

Los últimos diez minutos fue un juego de estrategias. Manu volvió a meter de tres y así Argentina se mantuvo en partido. Hasta que Tony Parker agarró la pelota y con estocadas decisivas desniveló casi definitivamente para el lado francés. El seleccionado de Lamas tuvo un cierre muy flojo y el base de San Antonio terminó por sentenciar el segundo partido de la Generación Dorada en Londres.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com