domingo, 25 agosto, 2019 | 4:26
Noticias Destacadas

Felipe cumple 10 años: el nene que vivió gracias a la ayuda de la gente


A los seis días de nacer fue operado en Boston, gracias al dinero reunido en una gran colecta nacional.

Ocurrió hace unos pocos días. Felipe volvió del colegio y le pidió a su papá que le contara bien y con detalles cómo había sido la historia de su enfermedad . Fernando se atragantó y pateó la pelota afuera: “Mejor preguntale a mami…”. Mariana sí pudo, y entonces Felipe escribió su historia . Era una tarea escolar. La maestra les había pedido que contaran algo importante que les hubiera pasado en la vida. Y Felipe quería que su relato fuera el más interesante . Sin duda lo consiguió.

Como toda historia humana, la de Felipe se remonta a cuando crecía en la panza de su mamá . Pero en su caso ese detalle es importante. Tenía sólo 20 semanas y un especialista detectó , a través de una ecografía de rutina,que algo pasaba en su corazón . Estudios más profundos confirmaron el primer temor: el bebé iba a nacer con el síndrome de hipoplasia ventricular izquierda. En otras palabras, ese ventrículo sería demasiado pequeño para mantener la circulación de todo el cuerpo.

Era junio de 2001. Mariana y Fernando Bernava tenían 30 y 34 años y una hija, Macarena, de uno. Abogados los dos, trabajaban en Tribunales. La situación era desesperante.

El bebé no tenía posibilidades de vivir . Pero ellos descubrieron que en un Hospital de Boston tenían experiencias en casos similares . Decididos a viajar para salvar al bebé, se despojaron de todos los prejuicios y salieron a pedirle plata a la gente : necesitaban cien mil dólares, que en aquel momento eran cien mil pesos. Entonces apareció en escena Juan Carr, titular de la Red Solidaria, y se puso al hombro la campaña. “Necesitamos que cien mil argentinos pongan un peso para salvar a este bebé”, anunció a los cuatro vientos. Así fue. En dos semanas se juntó todo el dinero (25.000 pesos fueron de la Selección Argentina de fútbol). Fernando y Mariana, a punto de parir, pudieron viajar. El 20 de octubre nació Felipe.

Lo operaron tres veces.

A los seis días de nacer, a los dos años, y en 2005.

Todavía falta un paso más.

Tiene un pequeño agujerito abierto en el corazón, y como no se cerró solo, hay que cerrarlo quirúrgicamente. Por eso la familia sigue allí, en Boston, para que los controles sean bien de cerca. Lo de Felipe no es poca cosa: no tiene el ventrículo izquierdo, y el derecho cumple las dos funciones. Fue todo un trabajo de ingeniería médica .

Hace diez meses Felipe tuvo una de esas alegrías inmensas : nació Matías, su hermanito. Fue un regalo para todos. “Feli lo ama, Maqui lo mima”, dicen sus padres. Y ellos recordaron lo maravilloso que es tener un bebé sin traumas.

Como cualquier nene, Felipe va al colegio, juega a la Play, anda en bici, tiene amigos, es fanático de la Selección y no se saca de encima la camiseta de Messi . Pero Felipe no es cualquier nene, tiene una sensibilidad muy especial. “Un día escuchamos a Feli que estaba en la habitación y parecía que se reía, pero nos dimos cuenta que en realidad lloraba, lloraba sin parar . Lo fuimos a ver los dos, corriendo, y lo abrazamos y le preguntamos qué le pasaba. Se había quedado pensando en una de las tantas charlas que habíamos tenido sobre su tema, su historia, y se nos había escapado que por aquella época habíamos estado muy angustiados y preocupados. Entonces cuando pudo, dijo: ‘Lloro porque yo los hice sufrir tanto a ustedes…’ . No teníamos palabras para revertir lo que decía. Así es él, un dulce total ”. Habla Fernando. Y habla Mariana: “Qué se puede decir de Felipe en pocas palabras… es difícil describir a alguien tan generoso y con sentimientos tan profundos , Feli siempre está pensando en cómo se sienten los demás y asegurándose que todos estemos bien y contentos.

Algunas de sus reflexiones parecen de alguien con más edad de la que tiene.

Yo lo llamo mi superhéroe, porque para mí lo es. Me emociona cuando juega al fútbol, cuando hace los deberes, cuando nada, porque hace diez años rezaba porque pudiera hacer todas estas cosas como cualquier chico. En ningún momento puedo escapar del pasado ni de los recuerdos, pero en esa emoción que siento al mirarlo no hay tristeza, todo lo contrario, hay una alegría inmensa de saber queDios tiene un gran plan para Feli en el futuro ”.

“Pasamos muchas cosas, las operaciones, como aquella, la más importante, a los seis días de nacido, fue terrible . Pero las otras no fueron menos, él era más grande, nos miraba y casi reclamaba con su mirada que lo estuviéramos entregando a los médicos. La última, emocionalmente, fue muy difícil . También los cateterismos, las internaciones, los pinchazos, en fin, más dolor físico y emocional. Hoy, prácticamente no recuerda esas cosas y estamos felices con ese olvido de su parte. Nosotros lo tenemos marcado a fuego. Hay veces que lo vemos y sin decir nada se nos vienen los recuerdos y no podemos evitar llorar al recordar tanto dolor por el que debió pasar , pero también tanta alegría de haber tenido ese milagro”.

Fernando y Mariana le abrieron un mail a Felipe para alivianar la distancia y que todos puedan saludarlo en su cumpleaños : cumple10feli@yahoo.com.ar .

Fuente: Clarín

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com