martes, 21 noviembre, 2017 | 16:03
Noticias Destacadas

Escándalo por una performance porno en una facultad de la UBA

Representaron escenas sadomasoquistas. Fue en la sede Constitución de Ciencias Sociales. El evento había sido promocionado como "Posporno, miércoles de placer". Sorpresa del Rectorado.

uba-fsco

Una actividad extracurricular llamada “Miércoles de Placer” relacionada con el porno revolucionó ayer las aulas y los pasillos de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires: la performance con actores incluyó escenas de sexo explícito entre cinco personas sobre un escritorio, prácticas sadomasoquistas y sexo grupal, frente a cientos de alumnos y profesores que reaccionaron con sorpresa e incredulidad.

La performance fue ayer a las 19.30 en el hall central de la Facultad, frente al aula 8, a la vista de todos, según relataron los testigos. Se trata de un ciclo temático de varias jornadas sobre el “Pos Porno”, en el que se discute los nuevos formatos de pornografía, con especialistas, conferencias y debates en la misma facultad, en Constitución.

Uno de los participantes defendió la actuación como “un grupo de personas que estaban dando y recibiendo placer, en un ámbito político”, dijo frente a los medios. La Facultad de Ciencias Sociales aclaró que el ciclo cultural “Miércoles de placer” está organizado por el área de “Comunicación, géneros y sexualidades”, integrada por investigadores, docentes y estudiantes de la casa de estudios. Las autoridades de la Facultad aclararon, además, que no fueron informadas acerca del contenido de la actividad del día de la fecha y que no existía autorización alguna para su realización en los espacios de libre circulación: “Se citará a los responsables del área y se establecerán las sanciones correspondientes”. Desde el rectorado de la UBA dijeron: “no sabíamos nada y nos sorprendió”.

En los alumnos las reacciones fueron diferentes, aunque la mayoría lo rechazó por demasiado provocativo. “Fue golpeante, una chica masturbando a otra frente a un aula, no se entendía el sentido. Era extraño, en un contexto de facultad, hubo mucha gente que se fue asqueada. Yo empecé a mirar a los carteles y entendí de lo que se trataba, pero igual no me gustó”, dijo Germán, un estudiante. “No tengo ningún problema con la pornografía ni con los cuerpos desnudos. No me escandalizo con eso. Pero esto fue cualquier cosa, no tenía sentido. Me pareció patético”, dijo Leandro. “Es una época de finales y muchos recibido, hay familiares de los alumnos, menores de edad que vieron todo esto”, dijo Renata. “Es una propuesta distinta, no tiene que gustarte u horrorizarte, me parece que es arte”, opinó Rocio Luddo, una de las pocas que apoyó la performance.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com