lunes, 16 julio, 2018 | 9:17
Noticias Destacadas

El kirchnerismo encuentra un límite en el PJ

por Rosendo Fraga.

rosendo-fragaEl 8 de mayo el Senado daría sanción definitiva a proyecto más polémico de la reforma judicial, el referido al Consejo de la Magistratura. De acuerdo al mismo, si el oficialismo obtuviera un voto más en las elecciones del 27 de octubre, pasaría a tener más de los dos tercios en este organismo que tiene a su cargo, entre otras funciones, la nominación y la remoción de los jueces. El 13 de mayo se pone en marcha el proceso electoral, que tiene como hito intermedio las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) el 11 de agosto. Por esta razón, el Ejecutivo buscará dilatar hasta entonces la promulgación de la ley para evitar que los amparos judiciales que desde la oposición, las ONGs y las entidades que representan a los jueces, se presenten a la justicia para que suspenda la elección directa para el Consejo de la Magistratura. Mientras tanto, el oficialismo ha dejado claro su plan alternativo para el caso de que fracase en su objetivo de tomar el control de dicho Consejo: es el aumento de 12 a 19 en la cantidad de miembros de la Suprema Corte. Fue propuesto como iniciativa personal por el miembro del tribunal más alineado con el oficialismo (Zaffaroni). Para este incremento hace falta sólo ley de mayoría simple, como la obtenida por el oficialismo en el acuerdo con Irán o la reforma judicial. Si bien para nombrar los nuevos miembros se requieren dos tercios de los senadores presentes, se podría optar por designar como subrogantes a conjueces ya designados para modificar rápidamente la relación de fuerzas en el máximo tribunal, que hoy puede frenar iniciativas del oficialismo. Zaffaroni también planteó que la Corte se transforme en tribunal constitucional a partir de su ampliación. Ello es otro cambio profundo en el sistema judicial argentino, ya que quitaría a la justicia de primera y segunda instancia la facultad de determinar la constitucionalidad de las leyes.

El mismo día que se sancione la ley que reforma el Consejo de la Magistratura, el oficialismo ratificará, en un acto con movilización, su rumbo ideológico. El Cristinismo, que se expresa políticamente a través de Unidos y Organizados (UYO), realiza el mismo 8 de mayo un acto en el estadio del club Newell’s Old Boys, en el que espera reunir varios miles de personas para festejar la sanción de dicha ley, al que asistirá la Presidenta y el Presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien visita ese día la Argentina. Este acto confirmará el rumbo ideológico del gobierno argentino en la línea del modelo venezolano, con el cual va convergiendo tanto en lo político como en lo económico. Al mismo tiempo, La Cámpora -la agrupación más importante de UYO- avanza en las posiciones más relevantes de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y busca ampliar las atribuciones de la Inspección General Justicia (IGJ) -trata de poner bajo su control exclusivo a las sociedades extranjeras que actúan en la Argentina- para, a través de estos instrumentos, avanzar sobre el sector empresario.

Mientras tanto, el Peronismo Disidente va logrando organizarse y comienza a transformarse en una opción política para las elecciones de octubre. La foto que reunió en Córdoba a De la Sota, Lavagna, Narváez y Moyano muestra que el PJ Anti-K tiene alternativas para disputar la elección e incluso ganarlas en Córdoba, Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires -tres distritos que en conjunto reúnen el 60% de los votos del país- y articular además el apoyo del aparato sindical para hacer efectivo el control de la elección, sobre todo en el conurbano bonaerense, donde está la cuarta parte del total de votos. Esta alternativa comienza a extenderse a otros distritos como Santa Fe y Entre Ríos, donde hay diferencias con el PRO. La alianza entre el PJ Disidente y dicho partido se mantiene y probablemente se concretará, más allá de las diferencias existentes. En cuanto a las fuerzas no-peronistas, desde la UCR se lanzó la candidatura presidencial del senador nacional mendocino Ernesto Sanz para las elecciones presidenciales de 2015. Es una acción que parece a destiempo y que además puede complicar al partido en el único distrito del país donde hoy podría ganar las elecciones, que es Mendoza, pero con la candidatura de Julio Cobos, no con la de Sanz. Pese a todo, la oposición sigue manteniendo la unidad en el plano institucional en temas como el rechazo a la reforma judicial, y el impacto que en la opinión pública están teniendo las denuncias de corrupción que realiza el periodista Jorge Lanata aumenta la atención por cuestiones como la independencia de la justicia. A ello se suma la escalada del dólar blue, que sin dudas complica al gobierno más allá de la economía.

En la decisiva provincia de Buenos Aires parece darse una tensa tregua entre Scioli y la Casa Rosada y fuertes pujas entre los tres proyectos electorales provenientes del Peronismo. El mismo 29 de abril, día en que el gobierno nacional autorizó a la provincia de Buenos Aires a colocar deuda por 1700 millones de pesos, Scioli -en su condición de Presidente del Consejo Nacional del PJ- firmó el documento que al apoyar la reforma judicial denunció la acción desestabilizadora de grupos destituyentes. Pero lo hizo después que uno de los diputados nacionales alineado con él (Yoma) fuera uno de los cinco del bloque oficialista que votó contra la reforma judicial, y dos días antes que su hermano José estuviera en la segunda línea de la foto del Peronismo Disidente que se reunió en Córdoba. Scioli confirma una vez más la eficaz ambigüedad con la cual se maneja. El oficialismo nacional no encuentra un buen candidato para encabezar su lista a diputados nacionales en este distrito y ahora analiza la posibilidad de optar por el diputado nacional Julián Domínguez, Presidente de la Cámara Baja. Mientras el intendente de Tigre Sergio Massa todavía no ha tomado una decisión sobre si encabezará una lista propia de candidatos a diputados nacionales, el Cristinismo -representado por UYO- ha presentado listas para enfrentar a sus aliados en municipios del Gran Buenos Aires como Hurlingham y San Miguel. Mientras tanto Narváez, llevando al hermano de Scioli en su lista, aparece como la alternativa más cercana al gobernador.

En conclusión: el oficialismo logrará esta semana sanción definitiva de la reforma judicial y frente a la posibilidad cierta de que la justicia la invalide analiza aumentar los miembros de la Corte como alternativa; la presencia de Maduro en el acto del oficialismo para celebrar la aprobación de la reforma judicial confirma el creciente alineamiento con el modelo venezolano en lo político y en lo económico; el Peronismo Disidente se ha articulado como alternativa política, siendo probable que alcance la alianza con el PRO, mientras que la UCR lanza una candidatura presidencial para 2015; por último, entre Scioli y la Casa Rosada hay sólo una frágil tregua mientras subsisten tres proyectos electorales diferentes de origen peronista en la provincia de Buenos Aires: el del FPV, el de Massa y el de Narváez.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com