lunes, 22 julio, 2019 | 17:38
Noticias Destacadas

El kirchnerismo ahora golpea a otro ministro de Scioli con un escándalo de sobreprecios

Así titula el sitio digital La Política Online a la realidad bahiense. Se hace eco de esta manera del cuestionamiento que se le efectúa a los 14 millones destinados en concepto de subsidios al Coprotur.

La oposición de Bahía Blanca quiere crear una comisión para investigar al ex jefe comunal y ministro provincial de la Producción por el supuesto manejo irregular de fondos durante la campaña de 2011. El actual intendente, el kirchnerista Gustavo Bevilacqua, habría facilitado la información al FAP.

La interna entre el sciolismo y el kirchnerismo va librando pequeñas batallas en todo el territorio bonaerense. Esta vez fue el turno de Bahía Blanca donde la pelea con el ex director del Banco Provincia y referente del kirchnerismo local, Dámaso Larraburu puede traerle un dolor de cabeza mayúsculo al ex intendente de ese distrito y ministro de la Producción provincial, Cristian Breitenstein.

Sucede que la oposición en el distrito (el FAP, la UCR, el PRO e Integración Ciudadana) quiere, en principio, interpelar al ex jefe comunal por irregularidades en el manejo de los fondos del Consorcio de Promoción del Turismo (COPROTUR) durante 2011 en plena campaña electoral. Pero, de conseguir los votos, la idea es constituir una comisión investigadora que podría determinar la destitución de Breitenstein, que en rigor es intendente con uso de licencia.

Según señaló el concejal del FAP Manuel Mendoza, “se destinaron millones de pesos a espectáculos públicos en la ciudad sin el control del Concejo Deliberante y se han encontrado facturas y precios muy irregulares”.

Sucede que el Coprotur es un ente autárquico que recibe fondos tanto públicos como privados pero en 2011 financió por algo menos de 14 millones de pesos recitales, peleas de box y partidos de voley.

Entre esos espectáculos se encuentra el combate por el título supermosca OMB entre el chubutense Omar Narváez y el portorriqueño César Seda, y conciertos de Sergio Denis, y el dúo Pimpinela, uno de los preferidos del gobernador Daniel Scioli. También se depositaron 7 millones de pesos para la Feria de Ciencia, Tecnología e Innovación “Una Sola Bahía”, la Tecnópolis local.

Además, por un partido entre el equipo de voley de UPCN (que en rigor es de San Juan) y Drean Bolívar (equipo del empresario Marcelo Tinelli) se pagaron 160 mil pesos, de los cuales 97 mil fueron para la transmisión del encuentro.

La empresa encargada de la transmisión fue Ideas Sports, un desprendimiento de Ideas del Sur, la megaproductora de Tinelli. Muchos bahienses recuerdan como días después de aquella noche, el conductor bolivarense recibió a Breitenstein en su programa de TV, Showmatch, y lo presentó como “el mejor intendente de la provincia”.

Pero lo curioso es que, según se desprende del análisis de la Rendición de cuentas, existen facturas se fecharon 3 meses antes de que las empresas dueñas de esos papeles empiecen a funcionar, o firmas que jamás facturaron y que de un día para otro cobraron 35 mil pesos por distintos servicios. Amén de que los espectáculos se hicieron a través de contrataciones directas.

Por esta razón, Mendoza presentó un pedido de interpelación para que Breitenstein baje al Concejo a explicar la situación y también una denuncia ante el Tribunal de Cuentas de la Provincia para que investigue el tema.

La interna oficialista

Claro que para que la oposición pudiera avanzar sobre el tema hubo un claro gesto del intendente interino, Gustavo Bevilacqua, hombre que responde a Larraburu. Sucede que la oposición pidió el año pasado reiterados informes sobre las supuestas irregularidades pero Breitenstein los negó. Una vez que el ex jefe comunal partió a su puesto en Provincia, Bevilacqua habilitó 25 expedientes (unas 2 mil páginas) con la información revelada.

Según comentan en el ámbito político de Bahía, la jugada sería devolución de gentilezas del kirchnerismo hacia Breitenstein. Es que semanas atrás, el intendente interino tuvo que cambiar la cúpula de la secretaría de Desarrollo Social porque funcionarios de esa área eligieron y se quedaron con los mejores cortes del programa “Carne para Todos”, que había llegado a la ciudad.

Por eso, en la oposición sueñan con que la interna oficialista estalle y así se pueda armar una comisión para investigar a Breitenstein. Hoy la oposición cuenta con 14 manos (aunque el PRO duda en su posicionamiento) pero para conseguir la creación de la comisión necesita 16.

El oficialismo cuenta con 10 votos, que se reparten entre kirchneristas que responden a Larraburu y Breitenstein. Un dato: la concejala Soledad Espina (que responde a Breitenstein) quedó seriamente implicada en el caso ya que figuraba como “Tesorera” del Coprotur.

El embate a Scioli

Con todo, la jugada del kirchnerismo esconde otro ataque a un ministro sciolista. Vale recordar las constantes críticas del ultrakirchnerismo para con el titular de Seguridad y Justicia, Ricardo Casal, quien no es para nada bien visto en los sectores más progresistas del oficialismo.

De todos modos, desde el área de prensa de Producción aseguraron que Breitenstein “no hablará” sobre el tema.

Fuente: La Política Online

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com