lunes, 16 septiembre, 2019 | 19:28
Noticias Destacadas

El gobierno deberá pagar un 40% más a sus acreedores en el 2012


Es en comparación con el 2011 y por un monto de U$S27.000 millones. Los intereses suman U$S11 mil millones, mientras que se abonarán U$S13 mil millones por amortizaciones. Pero el Banco Central prevé un fondo de desendeudamiento con un máximo de U$S5.600 millones. Por ello sería clave el refinanciamiento con los organismos internacionales y públicos. La brecha se cubriría con los excedentes de la ANSES y el FGS.

La favorable evolución de la proporción deuda/PBI es una bandera que el gobierno y economistas k siempre levantan en sus exposiciones. En el 2003 esa relación era de 128,6% y actualmente está en un nivel de 32,2%. Pero en términos absolutos para el 2012 se calcula un crecimiento del 7 por ciento en dólares.

Si se desglosa la partida en sector público y privado, en la primera se observa un crecimiento del 5% y un 9% para el segundo. Ya en el 2011 lo pagado por intereses sumó $41.187 y representó un 74,5% con respecto al año anterior, en parte por el crecimiento del PBI pero también porque la deuda siguió creciendo y llegó a los U$S175.000 millones.

Este incremento se explica mayormente por los pagos al cupón PBI que se encuentra atado al crecimiento. Con la recesión del 2009 el pago neto fue casi nulo, pero al comenzar a recuperarse la economía en el 2010, el flujo volvió a ser favorable para los acreedores externos. Por ejemplo en diciembre último hubo un pago por U$S2.500 millones en concepto de estos pasivos que terminó por agotar las reservas de libre disponibilidad del Banco Central.

“En 2012 el gobierno tendrá necesidades financieras por 27.000 millones de dólares, de los cuáles 11.000 serán por intereses, 13.000
por amortizaciones y el resto será para el programa de asistencia financiera”, explicó a LPO Milagros Gismondi, especialista en finanzas del estudio Orlando Ferreres & Asociados. El número representa un 40% de lo que se requirió en 2011 para cumplir con las diversas obligaciones.

Hoy en día casi el 53 por ciento de la deuda nacional es con el propio sector público y otro 8 por ciento es con organismos multilaterales. Es que la estrategia que ha venido utilizando el kirchnerismo durante los últimos años es la financiación por medio de organismos públicos como la Anses o la Lotería Nacional.

De hecho eso es lo que seguramente termine salvando las ajustadas cuentas fiscales para el 2012. El Banco Central planea obtener un fondo de cómo máximo 5.600 millones de dólares con el objetivo de pagar deuda. La parte correspondiente a los organismos de crédito internacionales probablemente sea refinanciada (roll over). El gobierno entonces intentará obtener recursos extraordinarios que puedan salir de la Anses o el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) para cubrir la brecha.

Pero el recorte en los subsidios y la revisión del empleo público y los salarios estatales van en el mismo sentido de reducir el gasto y por ende conseguir un mejor balance en las cuentas fiscales. Y un acuerdo con el Club de París tampoco se descarta en el mercado.

El pago de amortizaciones (parte del capital) e intereses también repercute en la cuenta corriente. “Hoy en día lo que ingresa por bienes no permite tener superávit en cuenta corriente”, señala Gismondi. En ese sentido, las medidas de Guillermo Moreno para trabar las importaciones también buscan que la balanza comercial se mantenga con saldo favorable.

Por lo pronto el inicio del año se muestra tranquilo: U$S62 millones a pagar en enero, 166 en febrero y 168 en marzo. En abril es el primer pago fuerte por U$S243 millones en concepto del Boden 2013. Y en agosto vencen unos U$S2.300 millones del BODEN 2012.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com