viernes, 25 mayo, 2018 | 23:19
Noticias Destacadas

El fiscal que investigó a Lázaro Báez: “Me atacan a mí, pero nadie negó los hechos”

José María Campagnoli, suspendido por pedido de la procuradora Gils Carbó, dijo que su "único pecado fue haber trabajado con libertad e independencia". Fue apartado de la causa por presunto lavado de dinero del empresario K.

jose-maria-campagnoli

El fiscal José María Campagnoli, suspendido por pedido de la procuradora Alejandra Gils Carbó, aseguró que lo “atacan” a él, “pero nunca nadie negó los hechos constatados” en la causa que investiga al empresario kirchnerista Lázaro Báez. Y remarcó que tiene “la esperanza de revertir la impunidad”.

Tras la decisión del Tribunal de Enjuiciamiento del Ministerio Público de suspenderlo, a partir de la acusación de Gils Carbó por mal desempeño en el caso Báez, Campagnoli insistió en que su “único pecado” fue “haber trabajado con libertad e independencia”.

Aunque el tribunal deberá decidir si lo destituye definitivamente dentro de los 180 días, el fiscal manifestó que con “la suspensión alcanza para dar el mensaje buscado: investigar al poder acarrea el riesgo de terminar como Campagnoli”.

“La lucha por el Derecho nunca es sencilla: tengo la esperanza de que revertiremos la impunidad”, sentenció el jurista, quien además denunció que tras la recusación del tribunal “no le dieron tiempo” para defenderse.

En este sentido, precisó que no le dieron acceso al expediente y señaló que aunque presentó “numerosos escritos”, estos fueron rechazados enseguida, lo que lo hace intuir que no fueron leídos.

“Por ejemplo, recusé a Gils Carbó, pero ella misma desestimó el cuestionamiento diciendo que no había motivos para ser apartada. Es decir, la procuradora general violó el principio básico de que no se puede ser juez y parte”, puntualizó Campagnoli entrevistado por el diairo La Gaceta de Tucumán.

El fiscal suspendido consideró que no le “va a ir bien” en el jury de enjuiciamiento porque será “juzgado por el mismo tribunal” que lo suspendió.

Al respecto, sostuvo que “la pretensión principal de voltear la investigación fue rechazada” y agregó: “Me atacan a mí y a la jueza, pero nadie negó los hechos constatados; nadie dijo ‘esa empresa no es mía'”.

Sobre el futuro de la investigación contra Báez, Campagnoli vaticinó que “a la larga se sabrá la verdad”, pero advirtió que “en lo inmediato probablemente no ocurra nada, pese a que hallamos la información que confirma los hechos”.

Gils Carbó, quien fue designada en su cargo en 2012 por la presidenta Cristina Fernández, pidió la suspensión de Campagnoli alegando que el ex fiscal cometió irregularidades y abusó de su poder al pretender investigar la causa por supuesto lavado de dinero cuya instrucción es dirigida por el fiscal Guillermo Marijuán.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com