viernes, 19 abril, 2019 | 17:31
Noticias Destacadas

De Narváez: “Alfonsín no sirvió” para ganar


Aqui estoy. De Narváez posa en un depósito de boletas de su alianza con el radicalismo.

Se enciende el grabador y Francisco de Narváez descarta cualquier posibilidad de quedar segundo en la competencia por la Gobernación de la provincia de Buenos Aires. A una semana de las elecciones, pese a una diferencia de treinta puntos en las internas y encuestas desfavorables, el competidor de Daniel Scioli no deja que nadie despedace su sueño de ganar, al igual que en 2009, en el territorio bonaerense.
—¿Con treinta puntos de diferencia, qué es lo que se pone en juego ahora?
—Las elecciones no están definidas, por eso lo que se pone en juego es cómo vamos a vivir los próximos cuatro años en la provincia. Es una opción falsa plantear que tenemos que aceptar que vamos a vivir de forma insegura porque si no perdemos el beneficio económico. ¿Por qué tenemos que optar si podemos vivir con las dos?
—La mayor preocupación en la provincia es la inseguridad pero el 47% votó a Scioli, ¿no creerán que su política de seguridad es buena?
—No lo votan por su política de seguridad. La política de seguridad de Scioli es humana, acompaña a los familiares de las víctimas. Pero la política de seguridad debe lograr que no haya víctimas, que son dos cosas distintas. Tiene el 47% de los votos por un enorme arrastre de Cristina Kirchner, pero hay una mayoría creciente que no quiere vivir los próximos cuatro años así.
—¿Su objetivo es quedar segundo y lejos del resto?
—Mi objetivo es ganar las elecciones.
—¿Se puede revertir el resultado de las primarias?
—No tengo dudas.
—¿El segundo lugar no es importante?
—Debería preguntárselo a Scioli.
—¿Cómo le explica a la gente que un día se saca una foto con Alfonsín y al otro con Rodríguez Saá?
—A partir de las primarias, la Udeso, como estructura política, decidió buscar la adhesión de otras fuerzas políticas. Coincidió con que la fuerza de los Rodríguez Saá se quedó sin candidatos en la provincia de Buenos Aires y decidieron acompañarnos. Esto abre la posibilidad de representar mejor a ese 53% que no acompañó a Scioli. Al final del día, Cristina tiene dos candidatos a gobernador también.
—¿La alianza con Rodríguez Saá busca el voto peronista que perdió con Alfonsín?
—Una de las cosas que la Udeso probó y que no dio el resultado esperado fue que hay muchos radicales que no están dispuestos a acompañar a un peronista como yo; y que hay muchos peronistas que no están dispuestos a acompañar a Ricardo por ser radical. Pero la gente pedía y sigue pidiendo la unidad, creo que lo más provocativo en términos de propuestas fue la decisión de Ricardo de convocarme, inclusive fue rechazada por el socialismo, pero sin un solo argumento.
—Pero electoralmente no sirvió…
—Electoralmente, la alianza con Alfonsín no sirvió, por ahí las cosas llevan más tiempo.
—¿Cómo se traduce su acuerdo con Rodríguez Saá en el cuarto oscuro?
—Nadie es dueño del voto de nadie. Lo que uno puede hacer es inducir, dar señales. Pero está demostrado que la gente cada día vota con más criterio. Los cordobeses eligieron un día un gobernador justicialista, un par de semanas después en la ciudad de Córdoba eligieron un intendente radical y es probable que allí Cristina gane las elecciones nacionales. Son tres fuerzas políticas distintas frente al mismo cordobés.
—¿Cree que el Gobierno puede llamar a la unidad después del 23 de octubre?
—Esa no ha sido la conducta de ellos durante ocho años. Ellos tienen una concepción de la política distinta que es que todo el mundo tiene un precio que están dispuestos a pagar y lamentablemente hay muchos políticos dispuestos a cobrarlo.
—¿Formaría parte de un peronismo unido?
—Se va a construir y voy a ser parte de un peronismo que se moderniza, que asume el rol que tenemos en la Argentina. Como partido preeminentemente de gobierno, debemos trabajar en los tres ejes de políticas públicas que nos faltan: la pobreza, la lucha contra el crimen organizado y narcotráfico y el cumplimiento de la ley.
—¿Pero ve un peronismo unido para las próximas elecciones?
—Muchos dirigentes esta elección terminan un ciclo político y otros comenzarán, pero sí creo que viene un peronismo que se renueva y que toma una impronta de transformación que este Gobierno no la tiene.
—¿Después del 23 de octubre se va a tomar un descanso?
—¿Que descanso?. El 23 de octubre a la noche tengo que armar el gabinete…
—Lo puede hacer después de unos días de vacaciones…
—Me gusta trabajar, disfruto lo que hago, siempre tuve un ritmo de actividad intenso, pero voy a encontrar unas horas junto a mi familia.

Fuente: Perfil

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com