martes, 16 octubre, 2018 | 21:59
Noticias Destacadas

De la corrupción, el lavado, la impunidad y el inexorable final

por Alejandro Videgaray.

cristina4

Hoy recordaba cuando se presentaba a la actual presidenta como candidata sucesora de su esposo, que con ella vendría un “salto hacia la institucionalidad”. La llamada “sintonía fina” con la que pretendería que Argentina tuviera como modelo a Alemania.

Que lejanas parecen hoy aquellas falsas promesas ante la abrupta realidad cotidiana que nos toca vivir.
Un gravísimo caso de corrupción que amenaza directamente al corazón del poder es denunciado en el primer programa del año de un ciclo de periodismo político. Dos jóvenes tahúres declaran ante las cámaras traslados de inmorales sumas de dinero en divisas en bolsos mediante vuelos en aviones privados entre Río Gallegos, Buenos Aires y Montevideo.

Explican complejos mecanismos de ingeniería financiera cuyo fin último es el blanqueo de capitales de dinero proveniente de la corrupción de la obra pública. Nombran a un empresario amigo del ex presidente y se mezclan personajes pintorescos vinculados a la farándula. Inmediatamente dos mercenarios disfrazados de periodistas de espectáculos intentan cambiar el eje del asunto y distraer la atención de la opinión publica. La tapa de un pasquín prostibulario termina de confirmar estas sospechas.

Tarde y mal comienza a actuar la justicia y las recientes amenazas a la familia del fiscal auguran un final incierto.
Mientras esta novela alimentaba los programas televisivos en el congreso se trataba a sangre y fuego el paquete de leyes destinado a democratizar la justicia a los pies del gobierno. Un procedimiento escandaloso con graves sospechas de fraude que no hace otra cosa que recordar al aciago 23 de Julio de 1935.

Y ahora, para agregar aun mas institucionalidad los cinco integrantes de “gabinete económico” anunciaron en una distendida conferencia un amplio blanqueo de capitales, no solo sin penalidades, sino además, pagando intereses!!!

Una linda oportunidad para poder lavar todo el dinero proveniente de la corrupción política y agregar el del narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas, el terrorismo y el crimen organizado. Hasta no se privaron, con una ingenuidad infantil, de hacer nombres propios de personajes que quedarían exceptuados del blanqueo por sus antecedentes.

Una mas y van, de un modo de hacer política mezquino y miserable que ha fracasado y en su retirada pretende construir impunidad para su inevitable transito al llano.

@avidegaray

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com