viernes, 14 diciembre, 2018 | 12:42
Noticias Destacadas

Caso Schoklender: Oyarbide dice que la causa “es difícil de desentrañar, pero no imposible”


Crédito foto: Télam

El juez federal Norberto Oyarbide aseguró que la causa por supuestos manejos irregularidades de fondos por parte de la Fundación Madres de Plaza de Mayo es “difícil de desentrañar pero no imposible”, al tiempo que reveló que Sergio Schoklender -ex apoderado de la fundación- protagonizó escenas de violencia en su despacho.

“Pasó que este señor estaba muy molesto, él tiene que entender que está imputado y yo soy el juez: esas son las reglas”, contó Oyarbide en declaraciones a Radio 10. El magistrado pronosticó que, por la complejidad de la investigación, el caso “se convertirá en otra megacausa” de la Justicia Federal, “a la altura de la Mafia de los medicamentos o la Triple A”.

Al respecto, el magistrado remarcó que los involucrados “están como en una especie de corral”, inhibidos y sin permiso para salir del país. Y subrayó que está “corriendo con los tiempos y los mejores técnicos para desentrañar la verdad”.

Schoklender salió a cuestionar públicamente el accionar del juez que investigar supuestas irregularidades en el manejo de fondos públicos para la construcción de viviendas sociales, al calificarlo  de “muñequito” del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

En una entrevista con la revista Noticias, Schoklender dijo que Fernández “le mandaba decir al juez Oyarbide que enfriara la causa hasta después de las elecciones de octubre”.

En el mismo reportaje, el ex apoderado de Madres acusó a la titular de esta agrupación, Hebe de Bonafini, de “lavado” de dinero con la trasferencia de remesas desde España “en negro y sin control” y calificó al secretario de Obras Públicas, José López, como “un ladrón”.

Oyarbide dijo que el caso es “un tema muy complejo”, dijo que la causa tiene “70 cuerpo de actuación, 200 folios” y que los equipos de especialistas trabajan “doce horas por día” para encontrar pruebas y ayudar a determinar responsabilidades.

El magistrado, sin embargo, admitió que “la gente tiene una ansiedad muy importante” por el caso. “Pero cuando hay 70 empresas montadas para realizar determinado tipo de trabajo como el que ha ocurrido en esta causa, hay que desentrañar, y tengo que convocar a todas las autoridades más importantes del país, como peritos del Banco Central, de la Policía Federal y de la Auditoría General de la Nación”, señaló. “Un tema es la ansiedad y otra cosa es la velocidad con la que yo pueda proceder”, precisó.

Fuente: Clarin

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com