viernes, 17 agosto, 2018 | 15:57
Noticias Destacadas

Boca se presentó en el Apertura con un pobre empate en Bahía


Cero para Olimpo, cero para Boca; cero en todo. Cero en emoción, cero en precisión, cero en juego. Cero. En Bahía Blanca, el local y Boca hicieron un partido chato, con pocas situaciones de gol y por momentos aburrido.

La presentación de Boca en el Apertura dejó dos sensaciones, una en ataque y otra en defensa. No sufrió en su arco, el único momento de zozobra lo pasó a los 10 segundos de partido. Sacó Olimpo del medio, empujó, y Rolle sacó un zurdazo que se metía en el ángulo y que Agustín Orion (uno de los refuerzos de Boca que fueron titulares junto a Rolando Schiavi y Darío Cvitanich) despejó al tiro de esquina. Después, Olimpo se refugió y aguantó por un contragolpe que nunca iba a llegar.

Boca presionó arriba en la salida de Olimpo. Se movió en bloque y dominó a su rival, que le cedió la iniciativa. Pero se lo vio incómodo a Boca, porque el que estaba incómodo era su eje armador, Juan Román Riquelme.

Riquelme fue titular y capitán, entró mucho en juego, pero equivocó también a la hora de pasar el balón, algo poco común en el enganche. Incluso, en el inicio del segundo tiempo, ejecutó un tiro libre desde la derecha por encima del travesaño, cuando había intentado enviar un centro al área. Raro.

Quiso darle un golpe de efecto a su equipo Julio César Falcioni con los ingresos de Nicolás Colazo y Pablo Mouche (salieron Erviti y Cvitanich). El zurdo delantero intentó desbordar y le puso algo más de picante al ataque de un Boca inofensivo. Pero la única situación de gol que tuvo fue con un zurdazo al primer palo que se perdió afuera, cuando Tombolini tenía la situación controlada. Nada, cero a cero.

Fuente: Clarin

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com