viernes, 15 diciembre, 2017 | 14:54
Noticias Destacadas

Bevilacqua marca el alineamiento directo de Bahía con La Rosada

Objetivo: sintonía fina con el Gobierno Nacional.

Desde el inicio de su gestión el intendente de Bahía Blanca ha cambiado el rumbo del distrito y a diferencia de su antecesor –Cristian Breitenstein actual ministro de Producción- ha fijado y aceitado las “buenas relaciones” con el Gobierno Nacional por encima de las con el Gobierno Bonaerense. Recientemene, el alcalde bahiense mantuvo un ameno encuentro con Alicia Kirchner quien resaltó que el municipio “se esté abrazando con el Proyecto Nacional y Popular”. Además, según pudo saber el portal INFOCIELO, en los próximos días el municipio cambiará oficialmente los colores institucionales del naranja sciolista al celeste y blanco más identificado con el kirchnerismo.

La llegada de Gustavo Bevilacqua a la jefatura comunal de Bahía Blanca fue producto de una contingencia generada desde el propio gobierno que encabeza Daniel Scioli. En las elecciones de octubre de 2011 Cristian Breitenstein ganó cómodamente la elección local y se aprestaba para encarar un nuevo mandato. Pero el llamado desde Calle 6 modificó ese escenario y el bahiense fue convocado para integrarse al Gabinete del Gobernador como su ministro de Producción, en base a la excelente sintonía que existe entre ambos.

La llegada abrupta de Bevilacqua, el “delfín” de Breitenstein, agitó en principio los cimientos de la arena política de Bahía. Pero con el correr de las semanas, pese al perfil bajo del intendente interino, el distrito empezó a marcar un camino teñido de otro color.

Por estos días la ministra de Desarrollo de Nación, Alicia Kirchner, uno de los referentes de peso dentro del kirchnerismo, recibió en su despacho a Bevilacqua y trascendió que la fundadora de la agrupación Kolina sostuvo que le “gusta mucho como Bahía se está abrazando con el proyecto Popular y Nacional”.

Dato no menor para el contexto bahiense, ya que a principios de enero el tablero local se agitó cuando Bevilacqua visitó al vicepresidente, Amado Boudou y la foto conjunta puso sobre la mesa la hasta entonces idea de que el alcalde interino enfilaba para engrosar las filas alienadas al Gobierno Nacional, dejando de lado el camino marcado por Breitenstein que primó las relaciones con el Gobierno provincial.

Por esos días, el propio ministro de Producción salió a ratificar el “alineamiento” de su”delfín” con la administración bonaerense, al tiempo que negó que existan fisuras dentro de su espacio político.

¿Cuestiones sólo de estilo? Lo cierto es que el reemplazante de Breitenstein demuestra querer y tener más sintonía con la Casa Rosada. Se sabe que el alcalde mantiene muy buenas relaciones con Boudou y con el presidente de la Cámara de Diputados de Nación, Julián Domínguez y otros referentes del Gobierno Nacional.

Por su parte, Dámaso Larraburu socio político de Bevilacqua y referente del PJ bahiense aceita y promueve las buenas relaciones con La Rosada por sobre las relaciones con Calle 6.

Según pudo saber este portal, en las esferas cercanas a la jefatura comunal de Bahía reconocen que la gestión del actual mandatario comunal esté enmarcada a un acercamiento más fino con Nación que con Provincia.

Más allá de las fotos con Boudou y Alicia Kirchner o las reuniones con funcionarios de primera línea de Nación, una nueva muestra del nuevo alineamiento que encamina Bevilacqua dentro de su gestión es cambiar oficialmente los colores institucionales del municipio del naranja sciolista al celeste y blanco kirchnerista.

Fuente: InfoCielo

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com