miércoles, 19 diciembre, 2018 | 8:41
Noticias Destacadas

Bahía Blanca es un claro ejemplo donde el macrismo se asoció con el kirchnerismo


Carteles del PRO en Bahía Blanca

A pesar de las diferencias que marcó el amarillo de la campaña, en nuestra ciudad parecen haber confluído y dejado de lado las diferencias ideológicas o políticas que marcan sus líderes. Votaron ordenanzas claves para gestión Breitenstein y ahora intercambiaron los apoyos para pedir licencia.

La concejal Constanza Rivas Godio, del bloque Unión PRO, solicitó el otorgamiento de una licencia con la idea de sumarse al gabinete de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires.

Así, se suma al intendente Cristian Breitenstein, que dejó el cargo para ocupar la cartera de Producción
bonaerense, y a 3 ediles del oficialismo kirchnerista.

Rivas Godio, de extracción macrista, arribará a la gestión amarilla, para lo cual ya hizo formal el pedido de seis meses de licencia. Su lugar será ocupado por José Paredes.

“Mauricio (Macri) sabe que conozco la ciudad de Buenos Aires porque fui una de las creadoras del Pro y cree que puedo hacer muy bien mi tarea”, dijo Rivas Godio al portal Infosexta, aunque admitió, como contrapartida, que “no me gusta mucho dejar la banca”.

Rivas Godio se suma así al intendente electo, Cristian Breitenstein, que dejó su cargo para tomar posesión de la cartera de Producción bonaerense. Breitenstein arrastró, con su alejamiento, al primer concejal de su lista, Gustavo Bevilacqua, y se llevó al concejal, Andres Ombrossi, a trabajar junto a él en La Plata. Otros dos, Rafael Morini y Ramiro Villalba, pasaron al gabinete de Bevilacqua.

Para lograr esos movimientos, el FpV requirió del apoyo de la bancada de Unión PRO. El comentario de pasillo indica que el aval necesario se concretó para lograr reciprocidad a la hora de votar el alejamiento de Rivas Godio.

Fuente: Café x Medio

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com