miércoles, 19 diciembre, 2018 | 4:44
Noticias Destacadas

Argentina logró un empate con altura

Ever Banega puso el meritorio 1-1 en la Paz ante un duro Bolivia que deja a la Selección en la cima de las Eliminatorias, más cerca del Mundial.

Messi y Banega se abrazan luego del empate de la Argentina en La Paz. Crédito Foto: Télam

Messi y Banega se abrazan luego del empate de la Argentina en La Paz. Crédito Foto: Télam

Argentina rescató de la altura un empate muy importante en su camino hacia Brasil 2014. Con un esquema muy diferente al que enfrentó a Venezuela y con apenas tres nombres en común, la Selección igualó 1-1 con Bolivia en la altura y sigue puntera de las Eliminatorias sudamericanas.

Esos tres nombres repetidos fueron los del arquero, el mediocampista central y la estrella del equipo. Sergio Romero, Javier Mascherano y Lionel Messi. Y uno de ellos fue el protagonista en los primeros minutos del partido. En una pelota por la derecha, Chiquito salió a atorar a Diego Bejarano y evitó lo que iba a ser el primero de Bolivia, dueña de la pelota y de las chances de gol.

Argentina salió con una tendencia muy clara. Mucha gente atrás para aguantar, un mediocampo corto, muy tirado atrás y pelotazos para Messi y Rodrigo Palacio. Pero como esa idea de pegarle para arriba no funcionó en el arranque, La Pulga decidió empezar a jugar con la pelota al pie, como sabe y como le gusta. Así llegó una primera oportunidad para el seleccionado a los 7 minutos. El del Barcelona tocó para Di María y el zurdo recibió una fuerte infracción en la puerta del área. En el tiro libre, el crack la quiso colocar, pero se le fue por arriba del travesaño.

Pero fue apenas un espejismo esa jugada argentina. Bolivia siguió con su dominio en los siguientes minutos y comenzó a atacar con naturalidad, con una defensa muy retrasada y la espalda de Clemente Rodríguez como una invitación para todo aquel que jugara por la derecha en el seleccionado local.

Y fue por esa vía que llegó la primera estocada del equipo de Azkargorta. A los 24 minutos, Alejandro Chumacero le ganó a Clemente por el sector derecho de su ataque y lanzó un centro perfecto para la cabeza de Marcelo Moreno Martins, quien apenas la tuvo que empujar al gol, rodeador de los centrales argentinos.

El gol llegaba como un premio a lo que se venía viendo en el partido. Porque antes de que Moreno Martins convirtiera el primero, Romero le había ahogado el festejo a Saucedo y Zenteno. Argentina, apenas, una de Palacio, quien no pudo definir mano a mano con el arquero Galarza tras una buena combinación de Messi y Di María.

El seleccionado argentino iba a tener respuesta. A los 34, Palacio tiró un buen centro y Di María cabeceó muy desviado y un minuto después, el propio jugador del Real Madrid culminó una contra generada por Peruzzi con un remate cruzado que se fue desviado por muy poco.

Argentina sintió el golpe del 1-0 y lejos de dormirse, reaccionó y aunque sobre el cierre del primer tiempo volvió a sufrir por un remate de Moreno Martins, llegó al empate a dos minutos del final. Messi abrió la cancha para Clemente y el lateral de Boca, que venía con un pésimo partido, sacó un centro para la cabeza de Ever Banega, quien la puso pegada al palo derecho.

En el comienzo del segundo tiempo, Bolivia volvió a adueñarse de la pelota, pero con el correr de los minutos, Argentina supo controlarlo. Así, bien agrupado atrás, decidió esperar para salir de contra y complicar con un Di María que no paraba de correr y un Messi cansado, que no deja de ser desequilibrante.

Banega se lo perdió y Galarza respondió dos veces. Más cerca del final, La Pulga demostró que es humano y no supo definir ante la salida del arquero. Así se fue el partido. Con Argentina jugando un buen encuentro, con el mediocampo peleando hasta último momento y con el equipo pagando una deuda pendiente que tenía con la altura, después del 6-1 de las eliminatorias pasadas. Bolivia ya pasó y la Selección ya está un paso más cerca de Brasil.

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com