lunes, 11 diciembre, 2017 | 2:54
Noticias Destacadas

A un mes de la operación, Cristina fue dada de alta

Desde Casa de Gobierno, el Secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, dio a conocer el nuevo informe médico. A la jefa de Estado le colocaron un holter para evaluar su condición cardíaca durante el fin de semana.

La Presidenta en la Fundación Favaloro, anoche. (DyN)

La Presidenta en la Fundación Favaloro, anoche. (DyN)

Minutos después de las 9 de la mañana, el vocero presidencial dio a conocer el esperado informe médico sobre al salud de Cristina Kirchner.

El comunicado de la Fundación Favaloro -leído por Scoccimarro- señala que “debido a la favorable evolución posoperatoria que ha presentado la señora presidenta, y a que han sido satisfactorios los resultados obtenidos en la nueva neuroimagen de control que se le ha realizado en el día de ayer, junto a la normalidad de los resultados de los estudios de laboratorio realizados, se ha decidido otorgarle el alta neurológica y neuroquirúrgica“.

El comunicado agregó que se ha indicado “la prohibición del traslado aéreo inicialmente en los próximos 30 días, reevaluándose por medio de una nueva neuroimagen el día lunes 9 de diciembre al cumplirse 60 días de la neurocirugía“.

Desde el punto de vista cardiológico -continúa el parte- y tal cual se había comunicado el día 23 del pasado mes de octubre, se realizará un Holter prolongado durante este fin de semana, y de acuerdo al resultado del mismo, el día lunes se reevaluará médicamente para determinar el ritmo de regreso a las tareas habituales” de la Presidenta.

La prueba de movimiento oscilatorio corporal recién se efectuará transcurridos los dos meses de la neurocirugía“, concluyó el comunicado firmado por los doctores Facundo Manes y Gerardo

Bozovich.

Una noche de evaluación

La Presidente Cristina Fernández de Kirchner abandonó durante la noche del viernes la Fundación Favaloro tras realizarse una nueva neuroimagen de control que tuvo por objetivo evaluar su evolución, al cumplirse un mes de la operación a la que fue sometida.

“La Fundación Favaloro informa que la Sra. Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Kirchner, se realizará esta noche una nueva neuroimagen de control”, indicó el breve texto difundido por las autoridades médicas a cargo de la salud de la mandataria.

En un segundo párrafo agregó que “el informe médico se distribuirá el sábado, por la mañana”. Fuentes oficiales habían confirmado a Infobae que se espera que la Presidente reciba el apto médico y que regrese al trabajo de manera progresiva desde la Quinta de Olivos.

La jefa de Estado llegó -procedente de la residencia de Olivos- al centro médico porteño de la avenida Belgrano al 1700 a las 21.17 del viernes.

El último informe oficial, que se difundió hace una semana, precisó que una vez cumplido el reposo se haría “una nueva neuroimagen de control” y se reevaluaría la situación médica “para el eventual otorgamiento del alta neurológica y neuroquirúrgica”.

Según se pudo saber, tanto el estado clínico como el estado anímico de la Presidente son óptimos. Con la aprobación del director médico de la fundación, Gerardo Bozovich, y del director del Instituto de Neurociencias, Facundo Manes, retomará sus actividades de manera progresiva desde el despacho que la jefatura de Gabinete tiene en la Quinta de Olivos.
Se prevé que su regreso al trabajo se realice de manera progresiva. Fuentes oficiales del Gobierno confirmaron que durante los primeros días la mandataria dividirá su tiempo entre la residencia presidencial y sus oficinas en Casa de Gobierno para preservar su salud y preservarla de jornadas de trabajo extenuantes.
La presidenta fue intervenida quirúrgicamente con éxito hace un mes para evacuar un hematoma subdural crónico diagnosticado por su equipo médico, en el Hospital Universitario de la Fundación
Favaloro.
Tras la detección del hematoma, previamente el equipo médico había recomendado a la mandataria un reposo por 30 días, pero poco después se optó por la intervención quirúrgica, que resultó exitosa.
El hematoma fue detectado cuando, durante un chequeo de control por una arritmia coronaria a principios de octubre, la presidenta sufrió un fuerte dolor de cabeza. Según informó su portavoz, Alfredo Scoccimarro, el hematoma subdural derecho se formó como consecuencia de un traumatismo de cráneo que sufrió el 12 de agosto, aunque no se dieron detalles acerca de en qué circunstancias se produjo el golpe.
El mes de reposo obligó a la mandataria a mantenerse apartada de la campaña por los comicios legislativos del pasado 27 de octubre.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com