martes, 23 julio, 2019 | 2:04
Noticias Destacadas

A Boca le perdonaron la vida y está en semifinales

Central le ganaba y tuvo la posibilidad de liquidarlo. Pero erró desde los doce pasos, llegó el empate de Blandi y después los de Falcioni se impusieron en los penales. En semis, espera Merlo.

El camino de Boca hacia la triple corona vivió en San Juan una noche de suspenso. En un estadio del Bicentenario teñido de azul y amarillo, el equipo de Julio Falcioni empató 1-1 con Rosario Central por la Copa Argentina, quizás el menos valorado de los tres objetivos que tiene en este final de semestre. Pero en los penales se impuso por 4-2 y se metió en semifinales, para seguir con la ilusión intacta de conquistar todo en esta parte del año.

Tanto porteños como rosarinos son animadores en todas las competiciones que disputan, lo que le dio mucho color al duelo de esta noche. Los dirigidos por Falcioni llegaban entonados y con el sueño de la Triple Corona intacto. Además son líderes absolutos del Clausura y son también semifinalistas en la Libertadores. Los que comanda Pizzi están a la cabeza en la B Nacional, aventajando nada más y nada menos que a River e Instituto.

El receso de torneos locales por las Eliminatorias le permitió a Falcioni, dueño de un plantel importante en cantidad y calidad, poner una interesante formación. Puso en cancha a Pablo Mouche, el delantero más picante del equipo en el año, acompañando a Lucas Viatri y Nicolás Blandi. Y entre los tres se las ingeniaron para complicar a Central.

Pero el conjunto de Pizzi, que venía de igualar con River, salió a la cancha con casi todo lo mejor que tiene disponible, a excepción de Gonzalo Castillejos y los lesionados Matías Lequi y Santiago Biglieri. Un equipo que bien podría ser de Primera División.

Por lo menos, así lo demostró en el primer tiempo, jugando de igual a igual ante un equipo que hizo de las suyas cada vez que salió a jugar en el torneo o en la mismísima Copa Argentina. Y a los 40 minutos, el Canalla golpeó.

Javier Toledo, bien ubicado en el área, sacó un perfecto cabezazo tras un centro de Jesús Méndez y marcó el 1-0 de Rosario Central, un golpe de efecto antes del final del primer tiempo.

En el comienzo del segundo tiempo, Central no entregó la iniciativa y fue por más. Aunque Boca lo arrinconó con poco, encontró una muy buena chance a los 10 minutos, en una corrida de Toledo que terminó con una torpe infracción de Juan Manuel Insaurralde dentro del área. Penal para los rosarinos.

La oportunidad para liquidar el partido la tuvo el propio Toledo. Pero su remate anunciado fue a las manos del uruguayo Sebastián Sosa y así Central le perdonó la vida a Boca. Algo que no se debe hacer ante este ganador equipo.

Tal es así, que antes de los 30, Boca se lo empató. Mouche mandó un centro y Blandi convirtió el 1-1. Desahogo para el Xeneize e historia repetida para el equipo de Falcioni en la Copa: la historia se iba a los penales al igual que ante Santamarina de Tandíl y Olimpo de Bahía Blanca.

Desde los doce pasos, primero fue Mouche y Manuel García le tapó el remate. Gran oportunidad para Central. Pero Castillejos quiso colocarla en un ángulo y su disparo fue al travesaño. Todo igual en la primera tanda.

El primer grito llegó por Blandi y siguió por Ferrari: 1-1. Caruzzo también convirtió y Antonio Medina repitió. Otro empate con tres remates por lado. Fue Leandro Paredes y adentro. Pero Omar Zarif la tiró por encima y la chance de la definición quedó en manos de Insaurralde. El ex Newell’s convirtió y la historia se terminó. Boca ganó 4-2 y se metió en semifinales.

Quien lo esperaba en las semifinales era el Deportivo Merlo, equipo que viene de eliminar a Tigre y ya no tiene otro objetivo más que llegar a lo más alto en esta Copa. Del otro lado, Racing y River tienen todo listo para pelear por un lugar en la final. El domingo, en Catamarca y Salta se jugarán esos partidos. ¿Habrá Superclásico en la definición? Sólo queda un paso para saberlo.

Fuente: Clarín

Comentá esta nota

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com