Noticias Destacadas

Scioli renueva la campaña: relega el naranja y refuerza vínculo con FpV

El gobernador bonaerense Daniel Scioli decidió relanzar la promoción callejera de su precandiadtura a Presidente por el Frente para la Victoria.

scioliparalavictoria

En un guiño de acercamiento al kirchnerismo más duro, y con la intención de remarcar su pertenencia política al movimiento creado por la familia Kirchner, Scioli renovó la imagen, color y leyenda que acompañarán desde hoy a los afiches y cartelería en vía pública que se comenzarán a ver en los próximos días.

Laderos y seguidores sciolistas ya se encargaron de divulgar la primera muestra por las redes sociales, a modo de adelanto. En esa “pieza publicitaria” se ve a un Scioli sonriente, de traje y corbata en la gama de los azules, y con camisa blanca sobre el margen derecho. Lo más destacado es la leyenda, en celeste y blanco, que lo escolta a la izquierda: “SCIOLI PARA LA VICTORIA”.

Luego de una fortísima instalación del lema “Scioli 2015”, ahora el mandatario relegó los números calendarios y postergó el naranja, un clásico de su gestión, por debajo de la nueva foto y slogan. Ese color, que ahora se ve en un zócalo, se asociacia a la energía, alegría, felicidad, atracción, creatividad. El celeste y blanco hacen reflotar el sentimiento nacional, ligado al kirchnerismo.

El gobernador fue el primero en expresar su “solidaridad” a Máximo Kirchner, tras la desmentida a Clarín y Veja por las cuentas bancarias en el exterior. Rápido de reflejos, el mandatario provincial repudió las“acciones difamatorias y calumniantes vertidas en su contra a nivel nacional e internacional” y aseguró que “rescata su fortaleza anímica y espiritual para defender dignamente sus convicciones políticas”. Además, advirtió que “las disputas electorales no deben poner en juego la honra de las personas ni los intereses del país”.

Desde este martes por la mañana, militantes y simpatizantes de Scioli divulgaron la nueva imagen a través de Twitter y Facebook, con el hashtag #ScioliParaLaVictoria.

Comentá esta nota