Miércoles, 23 Agosto, 2017 | 6:59
Noticias Destacadas

La Anses caería en “déficit operativo” si cumple con los reclamos de los Jubilados

Diego Bossio se reunió con los jueces de la Corte Suprema para explicar la situación del organismo que encabeza. Adujo que no hay fondos para pagar los reajustes jubilatorios dictados en sentencias del fuero previsional.

Bossio se reunió hoy con los jueces de la Corte a fin de explicar la situación del organismo en el marco de los reclamos judiciales de los jubilados y de las sentencias dictadas por el fuero previsional que no se hacen efectivas.

Fuentes judiciales explicaron que la Anses aseguró que cumplir con los fallos “Badaro” y “Eliff”, que dispusieron la movilidad de las jubilaciones, implicaría un “déficit operativo” respecto de lo que recauda y paga, y que en ese caso se debería recurrir al Fondo de Sustentabilidad para afrontar los costos.

El funcionario fue citado para ampliar un informe presentado por escrito que le había sido solicitado por la Corte en el marco de una causa impulsada por la Defensoría del Pueblo de la Nación, que pretende  que se extienda la aplicación del fallo “Badaro” a todos los jubilados a quienes les corresponda, sin necesidad de que deban hacer juicio en forma individual.

Bossio explicó que todo el dinero que ingresa  se gasta en prestaciones y describió los resultados positivos de haber ampliado la base de prestaciones, que desde 2003 a la fecha alcanza a sectores que ahora cuentan con una cobertura y con haberes de los que antes carecían.

Por ello, explicó que si tuviera que pagar todos los reclamos por reajustes jubilatorios sufriría un déficit que terminaría perjudicando a los beneficiarios de los regímenes previsionales.

Bossio y los jueces de la Corte analizaron además el colapso del fuero previsional donde se tramitan actualmente 240 mil causas.

Según las fuentes, la Corte se comprometió a formar un grupo de trabajo para buscar mecanismos que reduzcan esa litigiosidad.

Por otra parte, la Anses planteó una serie de “límites” a la cantidad de causas que ingresan con reclamos de jubilados, y postuló el fin de la gratuidad de las demandas, ya que en la actualidad no se pagan tasas judiciales por reclamos previsionales, la caducidad de plazos (dos años a partir del momento en que se accede a la jubilación), entre otros temas.

Ahora la Corte le dará traslado a la Defensoría del Pueblo de la Tercera Edad para que se notifique de la respuesta de la ANSES y se pronuncie al respecto, y luego la Corte deberá resolver, sobre la  “legitimación” del Defensor del Pueblo para reclamar en nombre de todos los jubilados, y posteriormente el reclamo para que se extiendan los efectos del fallo “Badaro” a todos los jubilados.

El fallo Badaro es el que ordenó al Gobierno dar una recomposición del haber mensual para el período de 2002 a 2006, cuando se dejó al margen de los aumentos a quienes ganaban más que la jubilación mínima,  en función de la evolución de los salarios activos. Pero al no ser general ese recálculo, el ajuste sólo se logra con sentencia judicial, previa demanda.

Los fallos emitidos por los juzgados de la seguridad social se han incrementado en el último ya que sólo entre  febrero y octubre se emitieron 46.870, casi 40% más que en el año pasado. Pero gran parte de esas resoluciones judiciales son apeladas por la Anses.

Además, de las  tres salas que tiene la Cámara de Apelaciones, una está prácticamente paralizada desde julio de 2011, por la recusación de la Anses contra el juez Luis Herrero, uno de los integrantes de la Sala II, algo que también tiene que ser resuelto por la Corte.

“La Anses continúa dando cumplimiento a los requerimientos de los diversos poderes del Estado nacional e informando, de forma continua, el alcance de las diferentes políticas implementadas en la gestión de sus fondos”, indicó un comunicado de ese organismo.

Comentá esta nota