jueves, 21 septiembre, 2017 | 7:17
Noticias Destacadas

En un dramático encuentro Argentina pasó a cuartos de final

Di María metió el 1-0 definitivo a tres minutos del final del alargue luego de una gran jugada personal de Messi. Ante una Suiza ordenada, la Selección volvió a sufrir mucho. Pero encontró la alegría en el cierre para meterse otra vez entre los ocho mejores.

dimaria-argentina-suiza

La Selección se clasificó con angustia a cuartos de final. El equipo de Sabella sufrió durante todo el encuentro ante Suiza pero a tres minutos de los penales, Di María definió luego de una notable jugada de Messi y puso el 1 a 0. Antes, Argentina no había podido marcar pese a dominar a partir del segundo tiempo ante un rival ordenado atrás.

Desde el comienzo quedó clara la idea de la Selección: presionar arriba, intentar atorar la salida del rival y, cuando tiene la pelota, atacar principalmente por la izquierda y a partir de la movilidad de Messi.

Sin embargo, los suizos tuvieron una muy clara a los 27: Shaqiri metió un centro atrás por abajo y el tiro de Xhaka fue tapado por Romero. Un minuto después, Higuaín le bajó la pelota a Lavezzi, cuyo remate en la puerta del área chica fue contenido por Benoglio. Y en la siguiente jugada, Garay no pudo desviar un centro de Di María, errático durante todo el encuentro.

Suiza dispuso de otra chance clara cuando iban 38 minutos del primer tiempo. Shaqiri habilitó a Drmic, quien quedó mano a mano con Romero, que se qudó estático en lugar de salir a cortar. Sin embargo, el delantero definió a las manos del arquero y los europeos desperdiciaron una buena oportunidad. Argentina también tuvo la suya sobre el cierre del primer tiempo: tras una buena jugada colectiva, el centro de Marcos Rojo fue bien interceptado.

Argentina arrancó con todo en la segunda mitad, aunque dejaba espacios atrás ante un rival que salía rápido. Iba apenas un minuto cuando Lavezzi tiró un centro bajo, Higuaín le pegó de primera y el defensor la sacó al córner. A los 13, tras una buena jugada, el centro de Rojo fue al arco y casi sorprende al arquero. Y tres minutos después el lateral tiró otro envío al área que hubiese sido el gol de Higuaín si Benaglio no desviaba su cabezazo.

A los 32, Messi tuvo una chance clarísima: enganchó, entró al área y Benaglio tapó su remate bajo. Fue un reflejo de un segundo tiempo en el que Argentina buscó pero no encontró, tampoco con el ingreso de Palacio, muy impreciso para definir.

Así, el partido se fue a tiempo suplementario, donde el desarrolló continuó con Argentina como protagonista Di María la tuvo a los tres minutos del segundo período de 15, le pegó desde el borde del área y su violento zurdazo volvió a exigir al arquero. Pero el del Real Madrid tuvo su revancha: cuando iban doce minutos, Messi realizó una apilada notable y lo dejó al ex Central de cara al arco. Di María la puso junto al palo y desató el festejo.

Comentá esta nota

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com